Antologías
! Patria ó Muerte ! | Nuestra Patria | Tendencias | Rostros | Revoluciones | Vende Patrías | Letras | Sonidos | Cuba | Venezuela | Antologías | Nuestro Marcos | Anti-Imperialismos | Fechas Memorables | Propuestas | Colores y Sabores | Un Poquito de....
Antologías
 
imagen
www.patriaomuerte.tk
ASALTO AL CUARTEL DE MONCADA
Revolución Cubana
<<Click Aquí>>
imagen
La noche del 24 de julio de 1953, los rebeldes salieron de La Habana hacia Santiago de Cuba, que estaba en pleno carnaval. El objetivo era asaltar el cuartel Moncada para ocupar las armas del campamento y tomar el control del contiguo Palacio de Justicia, de un hospital cercano y de una estación de radio y de allí hacer un llamamiento a la huelga general de todo el pueblo.

A las 5:00 a.m. del 26 de julio, una caravana salió de una granja en la playa de Siboney. Al mando de Abel Santamaría, segundo jefe del movimiento, tres vehículos se dirigieron al Hospital Civil; otros dos carros al Palacio, y finalmente Fidel, al mando de unos 90 hombres, tomaría por asalto el cuartel. Estaban armados principalmente de rifles de cacería calibre 12, calibre 16 y fusiles de 22 milímetros y unas pocas armas que Fidel había sacado antes de la universidad.

Los rebeldes ni siquiera lograron entablar combate dentro del cuartel: debido a las fiestas del carnaval la seguridad había sido reforzada. Luchando contra una mayor potencia de fuego y superioridad numérica, los rebeldes no tuvieron ni la menor posibilidad. Fueron muertos 8 de los atacantes y otros 12 fueron heridos. Más de 70 fueron tomados prisioneros, incluyendo a Raúl Castro, quien participó en la ocupación del Palacio de Justicia.

En el hospital, muchos de los rebeldes intentaron hacerse pasar por enfermos ocultando las armas bajo las ropas. Con excepción de las dos mujeres -Haydée Santamaría, hermana de Abel, y Melba Hernández-, y del Ramón Pez Ferro, que pasó como nieto y visitante de un veterano de la guerra de independencia de Cuba hospitalizado, todos los demás combatientes de esa retaguardia fueron torturados y asesinados el propio 26 de julio en el cuartel, incluyendo a Boris de la Coloma, novio de Haydée. Ella fue encarcelada y estando allí le trajeron el ojo de su hermano.

Fidel logró escapar y se escondió en las montañas de la Sierra Maestra. Una semana después hizo arreglos para rendirse y enfrentar el juicio que se llevaría en su contra, durante el cual se defendió a sí mismo pronunciando el famoso discurso "La historia me absolverá".

GOLPE DE ESTADO A JACOBO ARBENZ GUZMAN
imagen
Jacobo Arbenz Guzmán

Jacobo Arbenz Guzmán nació en 14 de septiembre de 1913, en la ciudad de Quezaltenango. Era hijo del suizo Jacobo Arbenz y Octavia Guzmán, guatemalteca. Realizó sus estudios primarios en su ciudad natal.

En 1932, a los 19 años de edad, ingresó a la Escuela Politécnica de la capital, siendo cadete pensionado. Fue alumno distinguido y luego se dedicó al estudio de los problemas sociales, políticos y económicos de Guatemala. Contrajo matrimonio con la señora Villanova de Arbenz.

Estudió y fue instructor en la Academia Militar y, fue uno de los principales miembros de la Revolución de Octubre de 1944, levante cívico-militar que convocó las primeras elecciones libres celebradas en Guatemala en medio siglo. Integró el gabinete del presidente Juan José Arévalo como ministro de defensa y, en 1950, con fuerte apoyo popular, triunfó en las elecciones presidenciales.

En febrero de 1954, expropia las tierras de la United Fruit a lo largo de la línea del ferrocarril e instaura un modesto impuesto a las exportaciones de banana para financiar programas sociales. Afectada la United Fruit por la reforma agraria arbencista, los EEUU construyeron un enemigo en Guatemala: el comunismo internacional y la excusa para derrocarle.

Fue depuesto por un golpe de Estado orquestado por la CIA. El 27 de junio de 1957, se vio forzado a renunciar para que se detuviera la agresión armada, iniciada 10 días antes desde territorio hondureño, por un grupo de paramilitares apoyados por Estados Unidos. Su gobierno fue reemplazado por una brutal dictadura militar dirigida por Carlos Castillo Armas.

“ Es preferible mi renuncia, a veinte años de tiranía fascista y sangrienta bajo el poder de las bandas que ha traído Castillo Armas”, expresó.

Murió el 27 de enero de 1971 durante su exilio en México.

Su lucha

Arbenz, en toda su actuación, defendió la soberanía de Guatemala ante las amenazas imperialistas norteamericanas. Trabajó por su independencia económica, remarcando la necesidad de controlar el capital extranjero, de manera que fuera admitido sólo en la medida de que el mismo se ajustara a las condiciones locales, permaneciera siempre subordinado a las leyes guatemaltecas, cooperara con el desarrollo del país y se abstuviera de intervenir en su vida social y política.

Abogó para que fueran abolidos las formas de servidumbre, las prestaciones gratuitas y los repartimientos de indígenas y, así, i nició el proceso de recuperación de los derechos de los pueblos originarios. También puso en marcha una ambiciosa reforma agraria, inspirada en la mexicana, con la que pretendía dotar de tierras a los campesinos pobres.

Hasta su renuncia, Arbenz firmó expropiaciones de medio millón de hectáreas ociosas, lo que significó que 500 mil campesinos se vieran beneficiados, otorgándoseles (para fomento del mercado interno) créditos por 18 millones de dólares. El producto bruto, el consumo personal y la importación de maquinarias (tres rubros en ascenso), demostraban la eficacia del plan.

“Los campesinos nos apoyan porque no son un apéndice, porque el Gobierno no es un instrumento de represión al servicio de los enemigos de Guatemala... por el programa de reforma agraria y porque le hemos puesto los puntos sobre las íes a la compañía frutera, que trata de apretarnos el cuello porque la reforma agraria es el primer paso para nuestra independencia política y económica”, declaró.

Además de quebrar el monopolio las multinacionales United Fruit Company y la Bond and Share, llevó adelante un programa de construcción de carreteras y ferrocarriles que rompía con la hegemonía de la compañía estadounidense IRCA en este sector. Impulsó grandes obras de infraestructuras que modernizaron el país: la construcción de la Carretera al Atlántico y la Hidroeléctrica Jurúm- Marinalá.

“Guatemala es de Guatemala y no de intereses extranjeros. La patria es nuestra, y ustedes y nosotros la defenderemos pulgada a pulgada.”

imagen
Corrian los años cincuenta y la televisión no había llegado a la pubertad. Todavía guardaba un cierto candor e ingenuidad y lejos estaban los días de la CNN con sus guerras sanforizadas, homogeneizadas, pasteurizadas y generosamente censuradas. En Guatemala el entonces presidente Jacobo Arbenz, el hijo de un farmaceutico suizo, estaba intentando aplicar un nuevo medicamenteo para curar –o por lo menos paliar-la enfermedad de la United Fruit y había iniciado un reforma agraria. Las defensas de la United Fruit reaccionaron rapidamente ante la nueva medicina y,con a little/big help from Tio Sam, elaboraron un antídoto de acción fulminante: el golpe de Estado. No hubo alquimia posible para salvar a Arbenz y este fue derrocado como correspondía a un presidente "con ideas comunistas y dirigido desde Moscú". Los gringos y la United Fruit habían elegido, por su conocimiento del idioma y su resitencia a las enfermedades tropicales, al coronel Castillo Armas como virus local para eliminar la "plaga marxista".

Pero el coronel de marras -y con armas-,era más bien un miltar cuartelero y poco ducho en el arte de hacer discursos a los civiles despues de un golpe de estado. Afortunadamente para él tuvo al mismísimo embajador gringo como apuntador en esa pieza de teatro y las cámaras inmortalizaron las escenas del "Coronel Machete" inclinandose hacia atrás -todo oidos- para escuchar las palabras que le susurraba el Embajador-Virrey al oido el día de su " toma de mando". Pero como bien dijo Carlos Marx en una carta a su camarada Engels… »en el herodotico rio de los golpes de estado y de las imagenes de televisión nadie bebe de los mismos metodos y de las
mismas imagenes ». Años más tarde en Chile su antidoto local, Augusto Pinochet, cometió dos errores escenograficos de envergadura :
utilizar unas horribles gafas oscuras instaladas en un rostro de gorila con gesto de pocos amigos y el estadio de Santiago que convirtió en una Plaza de Toros en la que los toros iban a la muerte encadenados y amorzados.

Poco despues sus cuates del otro lado de los Andes se decidieron actuar para combatir « la gangrena del marxismo » pero mejor asesorados y con mejores coreografos eliminaron las gafas oscuras y la plaza de toros. Los novillos irian al matadero con la mayor discreción y sin bulla : desaparecerían como por arte de magia de un Mandrake diabolico. Ahora los « cientificos » del Deparamento de Estado y la CNN están estudiando como actuar con ese absceso petrolifero, ese rojo forúnculo que
surgió en el culito del Patrio Trasero « el mal Chávez » Que hacer Cisneros, que hacer ?... Never mind más temprano que tarde se volverán las grandes avenidas…y
ese día se secará el herodotico río de golpes de estados y escenarios montados … y nostros no le romperemos más los aguacates con nuestras historias.

Damas y Caballeros all the way from Guatemala el Coronel Castillo Armas alzado en armas al grito de bananas y dolares...


1954 : El Coronel Castillo Armas pasó por Esquipulas para arrodillarse ante el Cristo Negro. Es el Cristo mágico de Guatemala.
Hasta él llegan los peregrinos centroamericanos para pedir los favores o para agradecerlos.

Se matriculó en la academia militar de Kansas…
Pidió al Cristo negro su bendición para derrocar por las armas al gobierno legal de Jacobo Arbenz.
La United Fruit Company, la CIA, el presidente de los EEUU Eisenhower y el Cristo negro ¿ ?… se aliaron en esta ocasión para
derribar a Arbenz y a su República Roja (Rubén Darío).

Honduras se convirtió en un campamento de mercenarios y exiliados guatemaltecos que preparaban la OPERACIÓN DIABLO.

La United Fruit de Boston controlaba las líneas telefónicas, telegráficas, muelles, vías de comunicación, el ferrocarril….y la conciencia de la jerarquía bananera, de los finqueros. Jacobo Arbenz había osado cuestionar a la poderosa Frutera realizando una tímida reforma agraria que afectó sólo a tierras no cultivables y algunas plantaciones. Y eso a pesar del tacto con que actuó el presidente guatemalteco : Indemnizó a la United por las expropiaciones en la misma de modo simétrico a la declaración de impuestos de la propia compañía.

Años más tarde el presidente Arévalo antecesor de Arbenz, escribía en sus memorias de la época : "Tras el golpe del 54, las relaciones
de las repúblicas centroamericanas con el gigante norteamericano, eran las mismas que se dan entre un tiburón y las sardinas".

En el historial del cuerpo de los marines se mencionan 180 casos de intervención desde 1800 a 1934….

Ante la intromisión de EEUU, de la UNITED y de los intereses económicos de la OLIGARQUÍA de Guatemala…. surgió la guerrilla. 36 años más tarde se firmaban los acuerdos de paz… Entre 1931 y 1944, la dictadura de UBICO vendió Guatemala a la platanera de Boston, la primera latifundista del país.

La UNITED era dueña de Puerto Barrios en el Caribe, copropietaria del Puerto de San José en el Pacífico, controlaba la línea férrea a través de sus acciones en la INTERNATIONAL RAILWAYS OF CENTROAMERICA, dominaba gran parte del tráfico marítimo en el Caribe… Otra compañía norteamericana, la Empresa Eléctrica,
suministraba al país las 4/5 partes del consumo total de electricidad.

Cuando Arbenz llegó al poder sabía que no habría desarrollo en Guatemala sin hacer frente a la reforma agraria y a los monopolios extranjeros.

Tomó 4 medidas :
1. La construcción de una carretera hacia la costa para romper
el monopolio del ferrocarril.
2. La construcción de un puerto nacional.
3. La construcción de una presa hidroeléctrica cerca de la
capital que limitara la dependencia de la Empresa Eléctrica
Norteamericana.
4. Una reforma agraria que expropiara las tierras sin cultivar.
810.000 hectáreas se repartieron a unos 100.000 campesinos sin
tierra.

El embajador norteamericano en Guatemala, John Peurifoy, declaró a los periodistas :
"La opinión pública de los EEUU nos obliga
a tomar medidas que impidan que Guatemala
caiga en las garras del comunismo internacional.
No podemos tolerar que la URSS se establezca
entre Texas y el Canal de Panamá".

Uno de los principales accionistas de la UNITED era el secretario de
estado norteamericano John Foster Dulles. Poderes:
• 553.965 hectáreas de tierra en el caribe.
• 72.000 cabezas de ganado.
• Una flota, la Gran Flota Blanca, de 65 barcos.
• En Guatemala reunía 250.000 hectáreas de plantaciones y
campos de cultivo.
• 3 puertos comerciales
• La International Railways con una licencia de explotación
que se extendía hasta el 2009.

Antes de la invasión de Castillo Armas producía libre de gastos una libra de plátanos por 1,7 céntimos, cuando el precio de venta rozaba los 16 céntimos.

El 80% de las tierras de Guatemala estaban en manos del 2% de la población. En las elecciones de 1951 Jacobo Arbenz obtuvo 51 de los 53 escaños
del Parlamento. El grito de alarma surgió de Boston. Se pedía una intervención armada para evitar el peligro comunista.

Bajo la mirada de la CIA, los exiliados guatemaltecos y los mercenarios prepararon la invasión desde las bases de Honduras y la Nicaragua de Somoza.

Al frente de la invasión irían Carlos Castillo Armas e Ydigoras Fuentes. Fuerza aérea, bombas de napalm, carros de combate, además el propio ejército guatemalteco no movería un dedo para sacar de apuros a Arbenz. La CIA lanzó muñecos en paracaídas sobre los maizales para mostrar la fuerza invasora; instaló a emisoras de radio y sobornó a los oficiales del ejército guatemalteco; la embajada de EEUU en la capital colocó un altavoz en el tejado de la capital para difundir ruido de saqueos y ordenó a sus pilotos bombardear el palacio presidencial de Arbenz. En Ciudad de Guatemala cundió el pánico.

El secretario de estado Dulles hizo que la OEA aprobara en marzo del 54 una resolución sobre Guatemala condenando el dominio o control del comunismo internacional sobre las instituciones políticas de una nación americana. El 19 de mayo Somoza rompió relaciones con Guatemala.

El 24 de mayo EEUU comenzó a enviar armas a Honduras y Nicaragua. El instructor de las fuerzas de invasión se llamaba Carl Studer. Le ayudaba el excoronel nazi Niederhaetman y el agente de la CIA Felix Bernardín.

Grupos de saboteadores fueron lanzados en paracaídas sobre territorio Guatemalteco.

El 18 de julio de 1954 los aviones yankees PC-47 bombardearon varias ciudades y los depósitos de combustible de Puerto San José.

Jacobo Arbenz no contaba con aviones ni artillería antiaérea. Las tropas de Castillo marchaban desde Honduras...

Como decía Trosky: "tan fácil como derribar a un paralítico de un
puñetazo"...

"Los indios, - decía uno de los procónsules de las compañías bananeras, Sam Zemurray- , no están preparados para el marxismo". Se
cruzaron de brazos.

Sin armas y abandonado por su estado mayor, Jacobo Arbenz difundió su dimisión por radio y cruzó la sexta avenida para pedir asilo en la embajada de Mexico. Murió en 1971 en suelo mexicano. Ganó el hombre elegido por la CIA, la UNITED…y, así, vestido de
paisano y con lágrimas en los ojos Carlos Castillo Armas se asomó al balcón del palacio presidencial y dijo : "Primero Dios" y prometió defender la patria, los derechos de los ciudadanos y la religión católica… Primero Dios y después la United Fruit Company, debió de decir…

Así empezó la larga noche del plomo. Había que arrancar la mala hierba crecida durante diez años, en los periodos del presidente liberal Juan José Arévalo y el reformista fallido Jacobo Arbenz.

10.000 partidarios de Arbenz fueron a parar al exilio. El número de presos políticos subió a 5.000. Se neutralizaron a los sindicatos, se suprimieron los partidos políticos. La frutera de Boston recuperó sus latifundios, sus ferrocarriles, sus tendidos telefónicos, sus puertos comerciales y sus beneficios. El Fahrenheit Tropical envió a
la hoguera los libros sacrílegos, entre ellos las obras de Dostoievski y Victor Hugo.

En el verano de 1957 Castillo Armas fue asesinado a quemarropa por uno de sus guardaespaldas : Romero Vázquez, que fue ejecutado.........
31 DE AGOSTO DE 1958. ANTOLOGIAS DE LA SIERRA MAESTRA.
imagen
Entre abril y mayo de 1958, Jorge Masetti se convierte en el primer periodista argentino que entrevista a los Comandantes Fidel Castro y Ernesto Che Guevara en plena Sierra Maestra. Quien luego fuera uno de los fundadores de la agencia de noticias cubana 'Prensa Latina', vive en carne propia las dificultades y el espíritu con los que combaten los guerrilleros del Ejército Rebelde contra las fuerzas de la dictadura de Batista. Y así también es testigo de la criminal represión con que el régimen, apoyado por Estados Unidos, mantiene aterrorizada a la población cubana.

Jorge Ricardo Masetti fue el primer periodista argentino que ascendió a la Sierra Maestra, en Cuba, para lograr entrevistarse con Fidel Castro y el Che Guevara.

En los meses de abril y mayo de 1958, Masetti vive toda una odisea humana y profesional para lograr su cometido. Entre los peligros que suponían andar por la Cuba de Batista en busca de los Rebeldes que combatían la tiranía y las dificultades naturales que ofrecían las montañas cubanas, este periodista argentino tuvo que subir dos veces a encontrarse con los jefes revolucionarios porque la primera transmisión de las entrevistas no había llegado a destino.

El contacto directo con los hechos, la cercanía directa con los combatientes revolucionarios y con los campesinos cubanos que sufrían en carne propia la represión batistiana, forjaron en Masetti una visión más subjetiva del proceso de lucha que se estaba llevando a cabo en la Isla.

Su primer encuentro con el Che ocurre tras agotadoras jornadas de ascenso, matizadas con lluvias torrenciales, mulas empacadas y espinos por doquier. Al llegar al campamento del comandante guerrillero argentino-cubano, Masetti se entera que Che había salido con un grupo de hombres a intentar emboscar al temible Sánchez Mosquera. Cuando Guevara regresa se encuentra con el periodista argentino que lo estaba esperando. Luego de oír las explicaciones del motivo que traía para hacer las entrevistas, la intención de mostrar al mundo qué se encontraba detrás de la guerra que mantenían, el Che escuchó la primer pregunta de quien años después sería parte de un proyecto de liberación continental más abarcador y concreto:

- ¿Por qué estás aquí?

- Estoy aquí, sencillamente, porque considero que la única forma de liberar a América de dictadores es derribándolos. Ayudando a su caída de cualquier forma. Y cuanto más directa, mejor.

- ¿Y no temés que se pueda calificar tu intervención en los asuntos internos de una patria que no es la tuya, como una intromisión?.

- En primer lugar, yo considero mi patria no solamente Argentina, sino toda América. Tengo antecedentes tan gloriosos como el de Martí y es precisamente en su tierra en donde yo me atengo a su doctrina. Además, no puedo concebir que se llame intromisión al darme personalmente, al darme entero, al ofrecer mi sangre por una causa que considero justa y popular, al ayudar a un pueblo a liberarse de una tiranía, que sí admite la intromisión de una potencia extranjera que le ayuda con armas, con aviones, con dinero y con oficiales instructores. Ningún país hasta ahora ha denunciado la intromisión norteamericana en los asuntos cubanos ni ningún diario acusa a los yanquis de ayudar a Batista a masacrar a su pueblo...

Lo que más asombró a Masetti fue el ver qué tipo de organización se estaba llevando a cabo en plena serranía. Una reforma agraria de las tierras liberadas por el Ejército Rebelde, repartidas entre los campesinos; el reparto del ganado confiscados a las fuerzas batistianas y a los terratenientes de la zona, distribuidas de acuerdo a las necesidades de las familias más humildes; un sistema judicial, inexistente hasta entonces en las montañas cubanas; escuelas, fábricas de armas, zapaterías, panaderías, todo una nueva realidad para una población olvidada y marginada de los beneficios de la economía de Cuba.

- Che - llamé a Guevara susurrando para no despertar a los que habían colgado su hamaca cerca de nosotros - ¿cómo surgieron todas estas cosas? ¿ Ya habían planificado la acción antes de desembarcar?.

- Mucho de lo que estamos haciendo ni lo habíamos soñado. Podría decirse que nos hemos formado revolucionarios en la revolución. Vinimos a voltear a un tirano, pero nos encontramos que esta enorme zona campesina, en donde se va prolongando nuestra lucha, es la más necesita de liberación en toda Cuba. Y sin atenernos a dogmas y a una ortodoxia inflexible y prefijada, le hemos brindado, no el apoyo neutro y declamatorio de muchas revoluciones, sino una ayuda efectiva. No luchamos para ellos en un futuro. Luchamos por ellos ahora. Y consideramos que cada metro de sierra que es nuestro, es más de ellos. Y que, por lo tanto, nada debe demorarles una vida mejor, dado que para el campesinado la revolución ya ha triunfado plenamente.

En su libro 'Los que luchan y los que lloran', Jorge Masetti realiza una crónica pormenorizada de las tribulaciones y acontecimientos que rodearon su aventura periodística y la impresión que se plasmara en él sobre la realidad cubana, bajo la sangrienta dictadura de Fulgencio Batista.

Las impresiones recogidas en su libro forman parte del testimonio radiofónico que Masetti transmitiera para varios países latinoamericanos, incluso Argentina. En él también hace sus consideraciones personales y políticas sobre la revolución, las que tras el triunfo de 1° de enero de 1959 lo traerían a Cuba para crear, junto al Che, la agencia de noticias Prensa Latina y en la que trabajarían plumas eminentes del continente como García Márquez y Rodolfo Walsh, entre otros.

En 1963 encabezará el Ejército Guerrillero de los Pobres (EGP) en la provincia norteña de Salta, en Argentina. Bajo el nombre de Comandante Segundo, Jorge Masetti se puso al frente del proyecto revolucionario que el Che avizoraba para América Latina y confió en el ex corresponsal de Radio Mitre y El Mundo de Buenos Aires, la tarea de conformar un foco guerrillero en su patria.

Esta experiencia guerrillera fue aniquilada por el ejército argentino y jamás pudo conocerse con certeza el destino de Masetti, ni recuperado su cuerpo y el de varios de los combatientes.
EL ROSTRO QUE LE HA DADO LA VUELTA AL MUNDO.
imagen
imagen
Sólo dos negativos tomó al comandante Ernesto Guevara el fotógrafo Korda aquel algo frío marzo de 1960, en La Habana. Uno de ellos llegaría a convertirse en la más famosa foto del Che.

Apenas un año antes, con el triunfo de la Revolución, las calles son centro de la historia, y los fotógrafos testimonian los acontecimientos. Entre ellos Alberto Díaz - Korda - quien en el periódico Revolución publicaba importantes ensayos fotográficos.

Para captar los sucesos del momento y los jóvenes que los acometían, Korda - quien era ya un reconocido artista - utilizaba la luz natural, elemento básico en su carre

Muy asediado en estos momentos ante la noticia de la identificación de los restos del Guerrillero Heroico, y su traslado a Cuba, Korda no obstante accede a una conversación con GI.

Mis inicios en la fotografía pueden considerarse como parte de una novela rosa - dice en su apartamento del habanero reparto de Miramar - porque estuvieron marcados por el amor. “Tenía 16 años y naturalmente estaba enamorado. A Yolanda, mi primera novia y mi primera modelo, le hice esas fotos iniciales, con una Kodak 35”.

Pero lo fundamental, además del amor, era la atracción por la imagen, y aunque este hijo de un obrero ferroviario tuvo que desempeñarse en diversos oficios (fue contador, vendedor ambulante, investigador de mercado), uno de sus actos conscientes fue la compra de una cámara en una casa de empeños.

En la década del 50, junto a otro fotógrafo, crea un estudio, y es ahí donde surge el nombre Korda. “Cierto que tenía admiración por los cineastas húngaros Zoltan y Alexandr, pero lo pensé por la afinidad fonética con Kodak, entonces la más reconocida marca”.

Su arte se desarrolla, caracterizado siempre por el uso de la luz natural, en una especialización que hoy hace furor, la fotografía de modas y modelos, alcanzando renombre internacional.

Junto a esas fotos, Korda toma otras de evidente intención social. ¿Por qué y para qué si no era periodista? “Por la simple necesidad de captar esa imagen”.


Korda hace de la fotografía “una profesión y un destino”
La foto del Che

La llegada de la Revolución - comenta Korda - da a la fotografía un sitio especial, es entonces cuando empieza su historia como género coherente, y los fotográfos logran fotos que mueven resortes en el espectador, y otras se convierten en íconos.

Fotógrafo de Revolución, Korda se encontraba en su labor durante los funerales de las víctimas del sabotaje al barco La Couvre en marzo de 1960.

Estaba a unos 8 ó 10 metros de la tribuna donde hablaba Fidel y tenía una cámara de lente semi-telefoto cuando me percato que el Che se acerca a la baranda, donde estaban Jean Paul Sartre y Simone de Beauvoir, rememora Korda.

“El Che se había mantenido en un segundo plano. Se acerca a mirar el río de gente. Lo tengo en el objetivo, tiro uno y luego otro negativo, y en ese momento el Che se retira. Todo ocurrió en medio minuto.”

Cuando llega al periódico y revela, Korda piensa que es una buena foto del Che, pero Revolución no la publica entonces. Siete años más tarde —apunta— esa imagen alcanza otra dimensión.


La fuerza de la mirada del Che

En el verano del 67 el editor italiano Giangiacomo Feltrinelli llega al estudio habanero de Korda. Lo ha enviado Haydée Santamaría, presidenta de la Casa de las Américas. Buscaba unas fotos del Che y Korda le obsequia dos copias de la foto tomada en 1960.
“En octubre muere el Che y Feltrinelli imprime mi foto en un cartel de un metro por 70. Se dice que vendió un millón de ejemplares en seis meses.”

La foto de Korda se convierte en mito. Impresiona por su hieratismo, con su chaqueta verde oliva cerrada, con su boina negra y la estrella dorada. “Se advierte en su mirada la cólera reconcentrada por aquellas muertes, hay una impactante fuerza en su expresión”.

Es la foto que se lleva a las manifestaciones, a las protestas, aparece publicada en cientos de artículos, en banderas, en posters.

Korda, quien posee unas 400-500 fotos del Che, viene realizando en los últimos años exposiciones para las cuales ha seleccionado unas 40. “He estado en Europa y América Latina. La más reciente es la de Argentina, en el Museo de la Recoleta, en Buenos Aires”.

A partir de septiembre —anuncia— comienzo un nuevo ciclo de exposiciones que me llevarán a Londres, Hamburgo, Berlín, Munich, Marsella, y a ciudades de Bélgica, Italia y Suiza. “En octubre tomaré parte en una gran muestra colectiva de fotógrafos cubanos, de fotografías del Che, que se montará en el Memorial José Martí, en la Plaza de la Revolución de La Habana.

La foto de Ernesto Che Guevara tomada por Korda y que él tituló Guerrillero Heroico es hoy en día una de las más famosas del mundo.


Un hermoso gesto de solidaridad humana

El 29 de julio de 1967 la columna guerrillera bajo el mando del Che llegó hasta el río Rosita; venían extenuados de la larga marcha tras el combate sostenido con el ejército dos días antes. Miguel (Manuel Hernández), el jefe de la vanguardia, había elegido un lugar para acampar situado entre dos caminos a la orilla de uno de ellos y en las márgenes del río.

Un ataque de asma mantuvo al Guerrillero Heroico toda la noche despierto, y a las 4:30 su preocupación sobre la ubicación en que se encontraban se hizo realizad. Una sección del destacamento Trinidad que se desplazaba por la zona alumbrándose con una linterna, estableció contacto con la columna guerrillera e inician un combate donde mueren Chinchu (José María Martínez Tamayo) y Raúl Quispaya Choque y es herido Pacho (Alberto Fernández Montes de Oca).

En el diario de Pacho (Alberto Fernández Montes de Oca) quedó recogido el dramático encuentro: “... No habíamos avanzado cuando caímos en una emboscada, la mayoría llegamos al monte. Chinchu queda herido en medio de la playa entre nosotros y el ejército, Aniceto a su lado. Su hermano (René Martínez Tamayo) sale a buscarlo pero no puede con él, ya que está herido... Salgo a buscarlo y lo arrastro un trecho hasta que caigo herido. Nuevamente cubro mi posición para proteger a Aniceto y su hermano (René) para que terminara de llegar hasta el lugar en que estábamos. Matan a Raúl junto a mí...”

Al ofrendar su vida por tratar de salvar al combatiente cubano herido, Raúl Quispaya Choque dio el más bello ejemplo de solidaridad humana.

Raúl nació en ciudad de Oruro, el 31 de diciembre de 1939, en la casa situada en la calle Sotomayor N. 116 esquina a Velázquez, donde vivió hasta su muerte, con sus padres Ramón Quispaya y Toribia Choque y sus cinco hermanos. Uno de ellos, Antonio, aún la habitaba en 1985, cuando fue entrevistado.

Cuenta Antonio que Raúl era muy reservado e inteligente. “Estudió primero en la Escuela España y después en la Escuela Nacional Bolívar --señala--. A la muerte del padre pasó al curso nocturno y comenzó a trabajar junto a mi como sastre”.

El joven necesitaba ganarse el sustento, pero continuó estudios universitarios y llegó a ser uno de los mejores alumnos de la Escuela de Economía, donde continuó vinculado a las luchas estudiantiles.

Por su parte Héctor Palenque y Encarnación Nieto, un matrimonio de revolucionarios, compañeros inseparables de Raúl, lo recuerdan dirigiendo los círculos políticos donde también participaban combates sostenidos por los estudiantes de Oruro, al ser despojado del poder el Movimiento Nacional Revolucionario (MNR).

“Raúl fue el que comandó todo el grupo universitario armado que tomó la radio El Cóndor, situada a una cuadra del alto recinto de estudios. Una muchacha puso una granada casera en la puerta de la estación y al estallar, Raúl entró. Desde arriba nos tiraban con una ametralladora, pero él le disparó y penetramos” --apunta--.

Encarnación no olvida el día que murió un militante y no había bandera del Partido. Ella y Raúl la hicieron. Cuenta que “él trajo la tela roja. Cocimos la estrella amarilla y la hoz y el martillo. No nos quedó perfecta, pero pusimos la bandera junto al féretro y después la guardé en la casa”.

Raúl fue miembro del Ejecutivo Nacional de la Juventud Comunista boliviana, se integró a la guerrilla en el mes de febrero como parte del grupo de Moisés Guevara y pasó a formar parte de la Vanguardia. Al morir tenía 27 años, aún le faltaba experiencia combativa, pero como expresara el hoy coronel Leonardo Tamayo (urbano), “sí se le veía desarrollo ideológico”.

No era un hombre de gran fuerza física, pero no dudó en ir a socorrer al compañero herido. Su cuerpo fue imposible de recuperar, pues durante el largo combate el ejército tomó la playa del río Rosita donde ofrendó su vida por un ideal.

Korda faleció en Paris, el 25 de mayo de 2001, de infarto.

imagen
LA MUERTE DEL IMPERIALISMO EN PLAYA GIRON.
imagen
A mediados de abril de 1961, formado en unidades de milicias, del Ejército Rebelde, y la policía, el pueblo echó abajo como un castillo de arenas la larga y cuidadosamente preparada Operación Pluto, con la que el gobierno de Estados Unidos pretendía borrar de la faz del continente a la Revolución cubana y su ejemplo.

Unos 1 500 hombres entrenados por la CIA, equipados con el último armamento de combate utilizado por el Ejército Norteamericano, y con una amplia cobertura aérea, en apenas 72 horas de combate son puestos fuera de combate en las arenas de Playa Girón en lo que la historia reconoce como la gran derrota militar de Estados Unidos en América Latina.

El descalabro conmovió profundamente a la sociedad norteamericana y a los círculos imperiales de poder donde durantemuchos meses y hasta años se discutió quien tuvo la culpa de aquel fracaso pese a que el propio presidente John F. Kennedy asumió por completo la responsabilidad.

Arthur M. Schlesinger asesor presidencial del después misteriosamente asesinado mandatario escribió lo que la gran prensa norteamericana no tuvo el valor de decir tajantemente: "La realidad fue que Fidel Castro resultó ser un enemigo mucho más formidable, y estar al mando de un régimen mucho mejor organizado que lo que nadie había supuesto. Sus patrullas localizaron la invasión casi en el primer momento. Sus aviones reaccionaron con rapidez y vigor. Su policía eliminó cualquier posibilidad de rebelión o sabotaje detrás de las líneas. Sus soldados permanecieron leales y combatieron bravamente" opinó.

Tal como se ha repetido muchas veces a lo largo de estas cuatro décadas, la liquidación de la invasión antes de las 72 horas cerró el paso a la intervención directa de Estados Unidos, y evitó que la victoria cubana resultara incomparablemente más costosa.

El mito de invencibilidad de la gran potencia empezó su final. A partir de entonces muchas cosas comenzaron a cambiar en el mundo para bien, pero también creció en espiral el odio de los círculos más reaccionarios de la sociedad estadounidense contra la pequeña isla que se atrevió a enfrentárseles y, además, derrotarlos.

DIARIO DE ERNESTO GUEVARA "EL CHE".
imagen
AGOSTO

Fue, sin lugar a dudas, el mes más malo que hemos tenido en lo que va de guerra. La pérdida de todas las cuevas con sus documentos y medicamentos fue un golpe duro, sobre todo psicológico. La pérdida de 2 hombres en las postrimerías del mes y la subsiguiente marcha a carne de caballo desmoralizó a la gente, planteándose el primer caso de abandono, el Camba, lo que no constituye sino una ganancia neta, pero no en esta circunstancia. La falta de contacto con el exterior y con Joaquín y el hecho de que prisioneros hechos a éste hayan hablado, también desmoralizó un poco la tropa. Mi enfermedad sembró la incertidumbre en varios más y todo esto se reflejó en nuestro único encuentro, en que debíamos haber causado varias bajas al enemigo y sólo le hicimos un herido. Por otra parte la difícil marcha por las lomas sin agua, hizo salir a flote algunos rasgos negativos de la gente

Las características más importantes:
1) Seguimos sin contacto de ninguna especie y sin razonable esperanza de establecerlo en fecha próxima.
2) Seguimos sin incorporación campesina, cosa lógica además si se tiene en cuenta el poco trato que hemos tenido con éstos en las últimos tiempos
3) Hay un decaimiento, espero que momentáneo, de la moral combativa.
4) El Ejército no aumenta su efectividad ni acometividad.

Estamos en un momento de baja de nuestra moral y de nuestra leyenda revolucionaria. Las tareas más urgentes siguen siendo las mismas del mes pasado, a saber: Reestablecer los contactos, incorporar combatientes, abastecernos de medicina y equipo.
Hay que considerar que despuntan cada vez más firmemente como cuadros revolucionarios y militares Inti y Coco.

SEPTIEMBRE 1

Temprano bajamos las mulas, tras algunas peripecias que incluyeron espectacular barranque del macho. El Médico no se halla repuesto pero yo sí y camino perfectamenbe llevando a la mula. El camino se extendió más de lo pensado y sólo a las 18.15 caímos en la cuenta de que estábamos en el arroyo de casa de Honorato. Miguel siguió a toda velocidad pero sólo llegó al camino real y ya era completamente de noche; Benigno y Urbano avanzaron con precaución y no notaron nada anormal, por lo que se tomó la casa que estaba vacía, pero se había aumentado en varios barracones para el Ejército, a la sazón abandonadas. Encontramos harina, manteca, sal y chivos, matando a dos, los que configuraron un festín junto con la harina, aunque la cocinada nos consumió toda la noche a la espectativa. Por la madrugada nos retiramos dejando posta en la casita y en la entrada del camino.
h-740 ms.

SEPTIEMBRE 2

Temprano en la mañana nos retiramos hasta los chacos, dejando una emboscada en la casa, a cargo de Miguel y con Coco, Pablo y Benigno. Del otro lado quedó una posta. A las 8 Coco vino a avisar que había pasado un arriero a buscar a Honorato; son 4 y se le ordenó que hiciera pasar a los otros 3. Todo esto tardó, pues había una hora de nuestro punto a la casa. A las 13.30 sonaron varios disparos y luego se supo que venía un campesino con un soldado y un caballo, Chino, que estaba de posta junto con Pombo y Eustaquio, lanzó un grito: Un soldado, y palanqueó el fusil; el soldado le tiró y salió huyendo y Pombo tiró, matando el caballo. Mi bronca fue espectacular, pues es ya el colmo de la incapacidad; el pobre Chino está anonadado. Liberamos a los 4, que en el interín habían pasado y a los dos prisioneros nuestros enviando todo el mundo Masicuri arriba. A los arrieros se les compró un torete en $700 y a Hugo se le dio $100 por su trabajo y $50 por algunas cosas que se le cogieron. El caballo muerto resultó ser uno que habían dejado en casa de Honorato porque estaba baldado. Los arrieros contaron que la mujer de Honorato se había quejado del ejército por los golpes que le habían propinado al marido y porque se comieron todo lo que tenía. Cuando los arrieros pasaron, hace 8 días, Honorato estaba en Valle Grande reponiéndose de una mordedura de tigre. De todas maneras, alguien había en la casa, ya que se encontró fuego encendido cuando llegamos. Debido al error del Chino, decidí salir por la noche con el mismo rumbo que los arrieros y tratar de llegar a la primera casa, presumiendo que los soldados fueran pocos y hubieran seguido la retirada, pero salimos muy tarde y sólo cruzamos el vado a las 3.45 hs. sin encontrar la casa y dormimos en una senda de vaca esperando el día.

La radio trajo una noticia fea sobre el aniquilamiento de un grupo de lo hombres dirigidos por un cubano llamado Joaquín en la zona de Camiri; sin embargo, la noticia la dio la voz de las Américas y las emisoras locales no han dicho nada.

SEPTIEMBRE 3

Como corresponde al día domingo, hubo choque. Al amanecer buscamos Masicuri abajo hasta a desembocadura y luego subimos algo por el Río Grande; a las 13 horas salieron Inti, Coco, Benigno, Pablito, Julio y León para tratar de llegar la casa, si no estaba el Ejército y comprar las mercancías que hagan más pasable nuestra vida. Primero el grupo capturó 2 peones quienes dijeron que no estaba el dueño ni había soldados y que se podía conseguir bastantes víveres.

Otras informaciones: ayer pasaron a galope 5 soldados sin parar en la casa. Honorato pasó hace dos días para su casa con dos de sus hijos. Al llegar a la casa del latifundista, se encontraron con que 40 soldados acababan de llegar, produciéndose un encuentro confuso en el que los nuestros mataron por lo menos un soldado, el que traía un perro; los soldados reaccionaron y los rodearon, pero luego se retiraron ante los gritos; no se pudo coger ni un grano de arroz. El avión voló por la zona y tiró unos cohetecitos, aparentemente por el Racahuazu. Otra información de los campesinos: por esta zona no han visto guerrilleros y la primera información la tuvieron por los arrieros que pasaron ayer.

Otra vez la voz de los Estados Unidos dio un informe sobre combates con el Ejército y esta vez nombró a José Carrillo como único sobreviviente de un grupo de 10 hombres. Como este Carrillo es Paco, uno de la resaca y el aniquilamiento se produjo en Masicuri, todo parece indicar que es un soberano paquete.
h - 650 ms.

SEPTIEMBRE 4

Un grupo de 8 hombres al mando de Miguel se emboscó en el camino de Masicuri a Honorato, hasta las 13 horas, sin novedad. Mientras, Ñato y León traían con mucho trabajo una vaca pero luego se lograban 2 magnificos bueyes mansos. Urbano y Camba caminaban unos 10 kms. río arriba; hay que pasar 4 vados uno de los cuales es un poco hondo. Se mató el novillito y se pidieron voluntarios para hacer una incursión en busca de comida e información; se eligió a Inti; Coco, Julio, Aniceto, Chapaco y Arturo, al mando de Inti; se ofrecieron también Pacho, Pombo, Antonio y Eustaquio. Las instrucciones de Inti son: llegar a la madrugada a la casa, observar el movimiento, abastecerse si no hubiera soldados; rodearla y seguir adelante, si los hubiera; tratar de capturar uno; recordar que lo fundamental es no sufrir bajas, se recomienda la mayor cautela.

La radio trae la noticia de un muerto en Vado del Yeso, cerca de donde fuera aniquilado el grupo de 10 hombres, en un nuevo choque, lo que hace aparecer lo de Joaquin como un paquete; por otro lado, dieron todas las generales del Negro, el médico peruano, muerto en Palmarito y trasladado a Camiri; en su identificación colaboró el Pelado. Parece que éste sí es un muerto real, los otros pueden ser ficticios o miembros de la resaca. De todas maneras, está extraño el tenor de los partes que ahora se trasladan a Masicuri y Camiri.

SEPTIEMBRE 5

El día transcurrió sin novedad alguna, esperando el resultado. A las 4.30 retornó el grupo trayendo una mula y alguna mercancía. En la casa del hacendado Morón habían soldados, los que estuvieron a punto de descubrir al grupo por los perros; al parecer se movilizan de noche. Rodearon esa casa y fueron rompiendo monte hacia la de Montaño, donde no había nadie pero si maíz, del que se trajo un q. Siendo las 12, aproximadamente, cruzaron el río y cayeron en las casas del otro lado, que resultaron ser dos; de una se escapó todo el mundo y allí se requisó el mulo, en la otra hubo muy poca colaboración y se debió recurrir a las amenazas. Las informaciones que dieron es que nunca hasta ahora habían visto guerrilleros y sólo a casa de Pérez fue un grupo antes del carnaval (nosotros). Retornaron de día y esperaron la noche para cuerpear la casa de Morón. Todo iba perfecto pero Arturo se perdió y se echó a dormir en la senda, perdiendo dos horas en buscarlo; han dejado algunas huellas que podrían permitir el rastreo si el ganado no borra todo; además, se les cayó algunas cosas por el camino. El espíritu de la gente cambió enseguida.

La radio informa que no se pudo identificar a los guerrilleros muertos pero en cualquier momento puede haber novedades. Se descifró el parte total en el que se dice que OLAS fue un triunfo pero la delegación boliviana fue una mierda; Aldo Flores del PCB pretendió ser el representante el ELN; lo tuvieron que desmentir. Han pedido que vaya un hombre de Kolle a discutir; la casa de Lozano fue allanada y éste está clandestino: piensa que pueden canjear a Debray. Eso es todo, evidentemente, no recibieron nuestro último mensaje.
imagen
SEPTIEMBRE 6

El Cumpleaños de Benigno lucía prometedor: por la madrugada hicimos una harina con lo traído y se tomó un poco de mate con azúcar; luego Miguel, al mando de 8 hombres más fue a emboscarse mientras León cogía algún novillo más para llevar. Como era un poco tarde, algo más de las 10, y no regresaban mandé a Urbano a avisar que a las 12 suspendieran la emboscada. A los pocos minutos se escuchó un disparo, luego una corta ráfaga y un tiro sonó en nuestra dirección; cuando tomábamos posiciones, llegó Urbano a la carrera; había chocado con una patrulla que traía perros. Con 9 hombres del otro lado, sin saber su ubicación precisa, mi desesperación era grande: se mejoró el camino, para sacarlo sin llegar a la orilla del río y se envió por él a Moro, Pombo y Camba, con Coco. Pensaba ir trasladando mochilas y haciendo contacto de retaguardia si me lo permitían, hasta que se reincorporara al grupo, que, por otra parte, podía caer en una emboscada. Sin embargo, Miguel se reincorporó con toda su gente, rompiendo monte. Explicación de lo sucedido: Miguel avanzó sin dejar posta en nuestra sendita y se dedicaron a buscar el ganado, León escuchó el ladrido de un perro y Miguel, por las dudas, decidió retroceder; en ese momento oyeron los disparos y notaron que una patrulla había pasado entre ellos y el monte por una senda y ya los tenían delante, entonces rompieron monte.

Nos retiramos con tranquilidad , con los 3 mulos y los 3 vacunos y, tras cruzar 4 vados, dos de ellos bravos, hicimos campamento a unos 7 kms. del anterior y sacrificamos a la vaca, comiendo opíparamente. La retaguardia informó que se oyó un prolongado tiroteo en dirección al campamento, con abundancia de ametralladoras.
h - 640 ms.

SEPTIEMBRE 7

Camino corto. Sólo se cruzó un vado y luego se tropezó con dificultades por la faralla, decidiendo Miguel acampar para esperarnos. Mañana haremos exploraciones buenas. La situación es ésta: la aviación no nos busca por aquí a pesar de haber llegado al campamento y la radio informa incluso que yo soy el jefe del grupo. El interrogante es: ¿tienen miedo? Poco probable; ¿consideran imposible el paso hacia arriba? Con la experiencia de lo que hemos hecho y ellos conocen, no lo creo; ¿Nos quieren dejar avanzar para esperarnos en algún punto estratégico? Es posible; ¿creen que insistiremos en la zona de Masicuri para abastecernos? También es posible. El Médico está mucho mejor, pero yo vuelvo a recaer y paso la noche en blanco.

La radio trae la noticia de las valiosas informaciones suministradas por José Carrillo (Paco); habría que hacer un escarmiento con él. Debray se refiere a las imputaciones de Paco contra él, diciendo que a veces cazaba, por eso lo han podido ver con fusil. Radio la Cruz del Sur anuncia el hallazgo del cadáver de Tania la guerrillera en las márgenes del Río Grande; es una noticia que no tiene los visos de veracidad de la del Negro; el cadáver fue llevado a Santa Cruz, según informa esa emisora y sólo ella, no Altiplano.
h - 720 ms.

SEPTIEMBRE 8

Día tranquilo. Se hicieron emboscadas de 8 hombres desde la mañana hasta la noche, a cargo de Antonio y Pombo. Los animales comieron bien en un chuchial y el mulo se está reponiendo de sus golpes. Aniceto y Chapaco fueron a explorar río arriba y volvieron con la noticia de que estaba relativamente bueno el camino para los animales; Coco y Camba cruzaron el río con el agua al pecho y subieron una loma enfrente pero sin arrojar resultado para la información. Mandé a Miguel con Aniceto y el resultado de una exploración más prolongada es que, según Miguel, será muy difícil pasar los animales. Para mañana insistiremos por esta banda, pues siempre existe la posibilidad de que los animales pasen vacíos y por el agua.

La radio trajo la información de que Barrientos había asistido a la inhumación de los restos de la guerrillera Tania a la que se dio "cristiana sepultura" y luego estuvo en Puerto Mauricio, que es la casa de Honorato; ha hecho una proposición a los bolivianos engañados, a los que no se pagó el salario prometido, para que se presenten con las manos en la frente a los puestos del Ejército y no se tomará medidas contra ellos. Un avioncito bombardeó de Honorato hacia abajo como para hacerle una demostración a Barrientos.

Un diario de Budapest critica al Che Guevara, figura patética y, al parecer irresponsable y saluda la actitud marxista del Partido Chileno que toma actitudes prácticas frente a la práctica. Cómo me gustaría llegar al poder, nada más que para desenmascarar cobardes y lacayos de toda ralea y refregarles en el hocico sus cochinadas.

SEPTIEMBRE 9

Miguel y Ñato fueron de exploración, volviendo con la noticia de que sí se puede pasar pero los animales deberán cruzar a nado; la gente tiene vados. Hay un arroyo bastante grande en la margen izquierda donde haremos campamento. Las emboscadas continuaron con 8 hombres, a cargo de Antonio y Pombo; no hubo novedad. Hablé con Aniceto; parece estar muy firme, aunque piensa que hay varios bolivianos aflojando; se quejó de la falta de trabajo político de Coco e Inti.
Acabamos la vaca, de la que sólo quedan las 4 patas para un caldo por la mañana.
La única noticia de la radio es la suspensión del juicio a Debray hasta el I7 de septiembre, por lo menos.

SEPTIEMBRE 10

Día malo. Comenzó bajo buenos auspicios pero luego los animales se resistieron del camino tan malo y al final el macho no caminaba, se quedó atrás y hubo que dejarlo en la otra banda. La decisión la tomó Coco debido a una creciente violenta del río, pero quedaron del otro lado 4 armas, entre ellas la de Moro y tres proyectiles antitanques para el arma de Benigno. Yo crucé el río a nado con la mula pero perdí los zapatos en el cruce y ahora estoy a abarca, cosa que no me hace ninguna gracia. El Ñato hizo un lío con su ropa y sus armas envueltas en un hule, y se tiró cuando la crecida estaba brava, perdiendo todo en el cruce. La otra mula se atascó y se lanzó sola a cruzar, pero hubo que retornarla pues no había paso y al intentar el nuevo cruce con León, éste y la mula casi se ahogan, pues ya había llegado el turbión. Al final todos llegamos al arroyo que era nuestra meta, el Médico en muy malas condiciones, quejándose luego de sus neuralgias en las extremidades, durante toda la noche. Desde aquí nuestro plan era tirar los animales nuevamente a nado por la otra banda pero con la crecida queda interrumpido ese plan, por lo menos hasta que el río baje. Además, han volado aviones y helicópteros por la zona; el helicóptero no me gusta nada, pues pueden estar dejando emboscados en el río. Mañana saldrán exploraciones río arriba y arroyo arriba, para tratar de precisar el punto en que estamos.
h 780 ms. camino ó 3-4 km.

Se me olvidaba recalcar un hecho: hoy, después de algo más de seis meses, me bañé. Constituye un record que ya varios están alcanzando.

SEPTIEMBRE 11

Día tranquilo. Salieron exploradores hacia arriba por el río y por el arroyo; los del río volvieron al atardecer con la noticia de que muy probablemente diera paso cuando bajara algo más el río y hay playas por donde pueden caminar las bestias. Benigno y Julio fueron a hacer la exploración del arroyo pero fue muy superficial y a las 12 estaban de vuelta. Ñato y Coco fueron, apoyados por la retaguardia, a buscar las cosas que estaban atrás, pasando el mulo y dejando sólo un costal con las anillas de bala de ametralladora.

Hubo un incidente desagradable: el Chino vino a decirme que el Ñato había asado y comido un filete entero delante de él; yo me puse cabrón con el Chino pues a él le correspondía impedirlo, pero luego de las averiguaciones, la cosa se complicó pues no se podía precisar si el Chino había autorizado o no esa acción. Éste pidió su sustitución y volví a nombrar a Pombo en el cargo, pero, sobre todo para el Chino fue un trago amargo.
La radio trajo por la mañana la noticia de que Barrientos afirmaba que yo estaba muerto desde hacía tiempo y todo era propaganda y por la noche la de que ofrecía $50,000 (4,200 US) por los datos que facilitaran mi captura vivo o muerto. Parece que le dieron un [ ]* las fuerzas armadas. Se tiraron volantes sobre la región, con las generales mías, probablemente. Requeterán dice que el ofrecimiento de Barrientos puede considerarse sicológico, ya que es conocida la tenacidad de los guerrilleros y que se preparan para una guerra prolongada.

Hablé largamente con Pablito, como todos, está preocupado por la falta de contactos y estima que nuestra tarea fundamental es restablecerlo con la ciudad. Pero se mostró firme y decidido, "de Patria o Muerte" y hasta donde se llegue.

[ ]*Ilegible en el original.

SEPTIEMBRE 12

El día comenzó con un episodio tragicómico: Justo a las 6, hora de la diana, Eustaquio viene a avisar que avanza gente por el arroyo; llamó a las armas y se movilizó todo el mundo; Antonio los ha visto y, cuando le pregunto cuántos son, me contesta con la mano que cinco. A fin de cuentas, resultó una alucinación, peligrosa para la moral de la tropa pues enseguida se comenzó a hablar de psicosis. Conversé luego con Antonio y, evidentemente, no está normal; se le saltaron las lágrimas pero negó que tuviera ninguna preocupación y manifestó que sólo le afectaba la falta de sueño, pues es ayudante durante 6 días debido a que se durmió en la posta y luego lo negó. Chapaco, desobedeció una orden y fue sancionado a tres días de ayudantía. Por la noche me habló para pasar a la vanguardia pues, según él no congeniaba con Antonio; me negué a ello. Inti, León y Eustaquio partieron a hacer una buena exploración del arroyo para ver si por él se puede pasar del otro lado de una gran cordillera que se ve a lo lejos. Coco, Aniceto y Julio salieron río arriba para tratar de explorar los vados y la forma de llevar los animales en el caso de seguir por allí.

Parece que el ofrecimiento de Barrientos ha provocado cierta sensación; en todo caso, un periodista demente opinaba que 4,200 US era poca plata dada mi peligrosidad. Radio Habana informaba que OLAS había recibido un mensaje de apoyo del ELN; ¡milagros de la telepatía!

SEPTIEMBRE 13

Volvieron los exploradores: Inti y su grupo subieron por el arroyo todo el día; durmieron a bastante altura y con bastante frío; el arroyo nace, aparentemente, en una cordillera que está al frente, con rumbo oeste; no da tránsito a los animales. Coco y sus compañeros trataron infructuosamente de cruzar el río; atravesaron 11 farallos antes de llegar al cañon del que debe ser el río La Pesca, con señales de vida, chacos quemados y un buey; los animales deberían cruzar al otro lado, a menos que lo hagamos todos en balsa para ir juntos que es lo que trataremos de hacer.

Hablé con Darío, planteándole el problema de su ida, si así lo desea; primero me contestó que salir era muy peligroso pero le advertí que esto no es un refugio y que si decide quedarse es de una vez y para siempre. Dijo que sí y que corregiría su defecto. Veremos.

La única noticia de la radio es el tiro al aire que le soplaron a Debray padre y que al hijo le secuestraron todos sus documentos preparatorios para la defensa con el pretexto de que no quieren que ésta se convierta en un panfleto político.

SEPTIEMBRE 14

Día fatigoso. A las 7 salió Miguel con toda la vanguardia y el Ñato. Llevaban las instrucciones de caminar lo más posible por ese lado y hacer una balsa donde fuera difícil pasar; Antonio quedó con toda la retaguardia emboscado. Se dejó un par de M-1 en una cuevita que conoce el Ñato y Willi. A las 3.30, ante la falta de noticias, iniciamos la marcha.

No se pudo caminar en mula y yo, con un principio de ataque de asma, tuve que dejar el animal a León y seguir a pie. La retaguardia recibió orden de iniciar la marcha a las 15, si no había contraorden. Aproximadamente a esa hora llegó Pablito con la noticia de que el buey estaba frente al cruce de los animales y la balsa la estaban construyendo un km. más arriba. Esperé que llegaran los animales y sólo lo hicieron a las 18.15, luego que se les enviara gente para ayudarlos. A esa hora cruzaron los dos mulos (el buey lo había hecho antes) y seguimos con paso cansino hasta donde estaba la balsa, encontrándome con que de este lado todavía quedaban 12 hombres; sólo habían pasado 10. Así divididos pasamos la noche, comiéndonos la última ración de buey, medio podrido.
h - 720m - camino 2-3 Km.

SEPTIEMBRE 15

El tramo recorrido fue un poco más largo: 5-6 kms., pero no llegamos al río La Pesca, pues hubo que pasar dos veces los animales y una de las mulas está negada a los cruces. Todavía falta hacer un cruce y explorar a ver si las mulas pueden pasar.

La radio trae la noticia de la detención de Loyola, las fotos deben ser las culpables. Murió el toro que nos quedaba a manos del verdugo, naturalmente.
h - 780 ms.

SEPTIEMBRE 16

Se consumió la jornada en la confección de la balsa y el cruce del río, caminando sólo unos 500 ms., hasta el campamento donde está un pequeño manantial. El cruce se efectuó sin novedad en una buena balsa que se halaba con sogas de ambas orillas. Al final, cuando los dejamos solos, Antonio y Chapaco tuvieron otro incidente y Antonio le puso 6 días de castigo a Chapaco por insultarlo; yo respeté esa decisión, aunque no estoy seguro de que sea justa. Por la noche hubo otro incidente ante una denuncia de Eustaquio sobre una comida que el Ñato estaría comiendo de más; resultaron ser unos gordos del cuero. Otra penosa situación creada por la comida. El Médico me planteó otro problemita, sobre su enfermedad y la opinión que la gente tenía de ella, a raíz de unas manifestaciones de Julio; todo parece sin importancia.
h - 820 ms.

SEPTIEMBRE 17

Día estomatológico: le extraje piezas a Arturo y Chapaco. Miguel hizo su exploración hasta el río y Benigno el camino; las noticias son que las mulas pueden subir, pero antes deben nadar, cruzando y recruzando el río. En honor de Pablito se hizo, para éste, un poco de arroz, cumple 22 años y es el menor de la guerrilla.
La radio sólo trae noticias de la postergación del juicio y una protesta por la detención de Loyola Guzmán

SEPTIEMBRE 18

Se inició la marcha a las 7, pero pronto Miguel vino con la noticia que tras el recodo se habían visto 3 campesinos, no sabían si nos habían visto a nosotros; se ordenó detenerlos. Chapaco escenificó la infaltable gresca, acusando a Arturo de haberle robado 15 balas de su cargador; es siniestro y lo único bueno consiste en que, aunque sus broncas son con los cubanos, ningún boliviano le hace caso. Las mulas hicieron todo el trayecto sin nadar pero, al cruzar un barranco, se nos fue la mula negra y se lastimó, pues rodó como 50 ms. Se tomaron presos a 4 campesinos que iban con sus burritos a Piraypandi, un río situado a una legua de éste, aguas arriba y éstos informaban que en la orilla del Río Grande estaban Aladino Gutiérrez con su gente cazando y pescando. Benigno cometió la imprudencia máxima de hacerse ver y dejarlo ir, a él, la mujer y otro campesino. Cuando me enteré, la bronca fue mayúscula y llamé acto de traición a esto, lo que provocó una crisis de llanto en Benigno. Todos los campesinos han sido avisados de que mañana saldrán con nosotros a Zitano, el rancho donde viven, a 6-8 leguas de aquí. Aladino y su mujer son medio resbalosos y costó mucho que vendieran comida. Ahora la radio trae la noticia de dos intentos de suicidio de Loyola "por temer a las represalias guerrilleras" y la detención de varios maestros, que si no están complicados, por lo menos simpatizan con nosotros. Parece que a Loyola le tomaron muchas cosas en la casa, pero no sería raro que todo dependiera de las fotos de la cueva.

Al anochecer la avioneta y el avión mustang, sobrevolaron la zona en forma sospechosa.
h - 800 ms.

SEPTIEMBRE 19

No salimos muy temprano debido a que los campesinos no encontraban sus bestias. Al final, luego de una buena descarga mía, salimos con la caravana de presos. Con Moro caminamos lentamente y cuando llegamos al aparte del río nos encontramos con la noticia de que se habían tomado 3 presos más y la vanguardia acababa de salir y pensaba llegar a una hacienda con caña, a dos leguas. Fueron largas, como muy largas resultaron las 2 primeras. Cerca de las 9 de la noche llegamos a la hacienda que sólo es un canal y la retaguardia llegó pasadas las 21.
Tuve una conversación con Inti sobre algunas debilidades suyas en la comida y me contestó muy molesto, que sí y que haría una autocrítica pública cuando estuviéramos sólos, pero negó algunas acusaciones. Pasamos alturas de 1440 ms. y nos hallamos a 1000; de aquí a Lucitano hay 3 horas de camino, tal vez cuatro, dicen los pesimistas. Por fin comimos puerco y los azucareros pudieron llenarse de chankaka.

La radio insistió sobre el caso Loyola y los maestros están en plena huelga, los alumnos de la secundaria donde trabajaba Higueras, uno de los detenidos, en huelga de hambre, y los petroleros en pie de huelga por la creación de la empresa del petróleo
Signo de los tiempos. Se me acabó la tinta.

SEPTIEMBRE 20

Decidí salir a las 15 para llegar anocheciendo al rancho de Lucitano, pues decían que en 3 horas se llegaba bien, pero diversos inconvenientes retrasaron el viaje hasta las 17, para nosotros y una oscuridad completa nos cogió en la loma; a pesar de que encendimos un mechón, llegamos sólo a las 23 a la casa de Aladino Gutiérrez, que no tenía gran cosa de pulpería, aunque se consiguieron unos cigarros y otras boberías; nada de ropa. Dormitamos un poco para iniciar la marcha a las 3 rumbo a Alto Seco que dicen dista 4 leguas. Se tomó el teléfono del corregidor, pero no anda, desde hace años y, además, la línea está caída. El corregidor se llama Vargas y hace poco que tiene el cargo.

La radio no trae nada importante; pasamos por alturas de 1800 ms. y Lucitano está a 1400 ms.
Se caminaron unas dos leguas hasta el rancho.

SEPTIEMBRE 21

A las 3 salimos con buena luna por el camino averiguado de antemano y caminando hasta las 9 aproximadamente sin encontrar vivientes y cruzando por alturas de 2040 ms., la más alta alcanzada. A esa hora nos topamos con un par de arrieros que indicaron nuestro camino a Alto Seco, para el que faltaban 2 leguas, en una parte de la noche y la mañana habríamos caminado apenas 2 leguas. Al llegar a las primeras casas de la bajada compramos algunos víveres y fuimos a hacer comida a casa del alcalde, más tarde pasamos a un molino de maíz movido por fuerza hidráulica en las márgenes del Piraymiri (1400 ms. altura). La gente tiene mucho miedo y trata de desaparecer de nuestra presencia, hemos perdido mucho tiempo debido a nuestra poca movilidad. Las dos leguas hasta Alto Seco se hicieron desde las 12.35 hasta las 5.

SEPTIEMBRE 22

Al llegar nosotros, el centro, a Alto Seco, nos encontramos con que el corregidor, al parecer, había salido ayer para avisar que nosotros estábamos cerca; en represalia, le cogimos toda la pulpería. Alto Seco es un villorrio de 50 casas, situado a 1900 ms. de altura que nos recibió con una bien sazonada mezcla de miedo y curiosidad. La máquina del aprovisionamiento comenzó a funcionar y pronto teníamos en nuestro campamento, una casa abandonada cerca de la aguada, una respetable cantidad de comestibles. La camioneta que debía llegar de Valle Grande no lo hizo, lo que confirmaría la versión de que el corregidor fue a avisar, no obstante, debí aguantar el llanto de su mujer que en nombre de Dios y de sus hijos pedía el pago, cosa a la que no accedí. Por la noche Inti dio una charla en el local de la escuela (1 y 2 grados) a un grupo de 15 asombrados y callados campesinos explicándoles el alcance de nuestra revolución, el maestro fue el único que intervino para preguntar si nosotros combatíamos en los pueblos. Es una mezcla de zorro campesino, letrado e ingenuidad de niño; preguntó un montón de cosas, sobre el socialismo. Un muchachón se ofreció a servirnos de guía pero previno contra el maestro al que califican de zorro. Salimos a la 1.30 rumbo Santa Elena adonde llegamos a las 10.
h-1300 ms.
Barrientos y Ovando dieron una conferencia de prensa en la que sacaron todos los datos de los documentos y dieron como liquidado al grupo de Joaquín.

SEPTIEMBRE 23

El lugar era un naranjal lindísimo que todavía conservaba una buena cantidad de frutas. El día se pasó descansando y durmiendo pero hubo que hacer mucha posta. A la 1 nos levantamos y salimos a las 2 rumbo a Loma Larga, adonde llegamos al amanecer. Pasamos alturas de 1800 ms. La gente va muy cargada y la marcha es lenta. Yo me empaché con la comida de Benigno.

SEPTIEMBRE 24

Llegamos al rancho denominado Loma Larga, yo con un ataque al hígado, vomitando, y la gente muy agotada por caminatas que no rinden nada. Decidí pasar la noche en el entronque del camino a Pujio y se mató un chancho vendido por el único campesino que quedó en su casa: Sóstenes Vargas; el resto huye al vernos.
h-14,00 ms.

SEPTIEMBRE 25

Temprano llegamos a Pujio pero allí había gente que nos había visto abajo el día anterior; vale decir estamos siendo previstos por radio Bemba. Pujio es un ranchito situado en un alto y la gente que huyó al vernos, luego se fue acercando y nos trató bien. Por la madrugada se había ido un carabinero que vino a tomar preso a un deudor desde Serrano en Chuquisaca, estamos en un punto donde convergen los 3 departamentos. El caminar con mulas se hace peligroso, pero trato de que el Médico siga lo mejor posible, pues viene muy débil. Los campesinos dicen ignorar de Ejército en toda esta zona. Caminamos a retazos hasta llegar a Tranca Mayo donde dormimos a la vera del camino, pues Miguel no tomó las precauciones exigidas por mí. El corregidor de Higueras está por la zona y le dimos orden a la posta de detenerlo.
h-1800 ms.

Hablamos, Inti y yo, con el Camba y éste quedó en acompañarnos hasta vista la Higuera, punto situado cerca de Pucará y allí tratar de salir hasta S. Cruz.
imagen
SEPTIEMBRE 26

Derrota. Llegamos al alba a Picacho donde todo el mundo estaba de fiesta y es el punto más alto que alcanzamos, 2280 ms.; Los campesinos nos trataron muy bien y seguimos sin demasiados temores, a pesar de que Ovando había asegurado mi captura de un momento a otro. Al llegar a la Higuera, todo cambió: habían desaparecido los hombres y sólo alguna que otra mujer había. Coco fue a casa del telegrafista, pues hay teléfono y trajo una comunicación del día 22 en el que el Subprefecto de Valle Grande comunica al corregidor que se tienen noticias de la presencia guerrillera en la zona y cualquier noticia debe comunicarse a V.G. donde pagarán los gastos; el hombre había huido, pero la mujer aseguró que hoy no se había hablado porque en el próximo pueblo, Jaguey, están de fiesta.
A las 13 salió la vanguardia para tratar de llegar a Jaguey y allí tomar una decisión sobre las mulas y el Médico; poco después estaba hablando con el único hombre del pueblo, muy asustado, cuando llegó un comerciante de coca, que decía venir de V.G. y Pucará y no había visto nada. También estaba nervioso pero lo atribuía a nuestra presencia y dejé ir a los dos, a pesar de las mentiras que nos dijeron. Cuando salí hacia la cima de la loma, 13.30 aproximadamente, los disparos desde todo el firme anunciaron que los nuestros habían caído en una emboscada. Organicé la defensa en el pobladito, para esperar a los sobrevivientes y di como salida un camino que sale al Río Grande. A los pocos momentos llegaba Benigno herido y luego Aniceto y Pablito, con un pie en malas condiciones; Miguel, Coco y Julio habían caído y Camba desapareció dejando su mochila. Rápidamente la retaguardia avanzo por el camino y yo la seguí, llevando aún las dos mulas; los de atrás recibieron el fuego muy cerca y se retrasaron e Inti perdió contacto. Luego de esperarlo media hora en una emboscadita y de haber recibido más fuego desde la loma, decidimos dejarlo, pero al poco rato nos alcanzó. En ese momento vimos que León había desaparecido e Inti comunicó que había visto su mochila por el cañado por donde tuvo que salir; nosotros vimos un hombre que caminaba aceleradamente por un cañón y sacamos la conclusión de que era él. Para tratar de despistar, soltamos las mulas cañón abajo y nosotros seguimos por un cañoncito que luego tenía agua amarga, durmiendo a las 12, pues era imposible avanzar.

SEPTIEMBRE 27

A las 4 reiniciamos la marcha tratando de encontrar un lugar para subir, cosa que se logró a las 7, pero para el lado contrario al que pretendíamos; enfrente había una loma pelada, de apariencia inofensiva. Subimos un poco más para encontrarnos a salvo de la aviación, en un bosquecillo muy ralo y allí descubrimos que la loma tenía un camino, aunque por él no transitó nadie en todo el día. Al atardecer un campesino y un soldado subieron la loma hasta la mediación y jugaron un rato allí, sin vernos. Aniceto acababa de hacer una exploración y vio en una casa cercana un buen grupo de soldados, ése era el camino más fácil para nosotros y está cortado ahora. Por la mañana vimos subir en una loma cercana una columna cuyos objetos brillaban al sol y luego, a medio día, se escucharon tiros aislados y algunas ráfagas y más tarde los gritos de: "allí está"; "sale de ahí"; "vas a salir o no", acompañado de disparos. No sabemos la suerte del hombre y presumimos que podía ser Camba. Nosotros salimos al atardecer para tratar de bajar al agua por otro lado y nos quedamos en un matorral un poco más tupido que el anterior; hubo que buscar agua por el mismo cañón pues una faralla no deja hacerlo aquí.

La radio trajo la noticia de que habíamos chocado con la compañía Galindo dejando 3 muertos que iban a trasladarse a V.G. para su identificación. No han apresado, al parecer, a Camba y León. Nuestras bajas han sido muy grandes esta vez, la pérdida más sensible es la de Coco, pero Miguel y Julio eran magníficos luchadores y el valor humano de los tres es imponderable. León pintaba bien. h 1400 ms.

SEPTIEMBRE 28

Día de angustias que, en algún momento pareció ser el último nuestro. Por la madrugada se trajo agua y casi en seguida salieron Inti y Willy a explorar otra posible bajada al cañón, pero volvieron en seguida, pues toda la loma de enfrente está marcada por un camino y un campesino a caballo lo transitaba. A las 10 pasaron enfrente nuestro 46 soldados con sus mochilas puestas, tardando siglos en alejarse. A las 12 hizo su aparición otro grupo, esta vez de 77 hombres y, para colmo, se oyó un tiro en ese momento y los soldados tomaron posición; el oficial ordenó bajar a la quebrada, que parecía ser la nuestra, de todas maneras, pero, al fin, se comunicaron por radio y pareció quedar satisfecho reiniciando ia marcha. Nuestro refugio no tiene defensa contra un ataque desde el alto y las posibilidades de escapar eran remotas si nos descubrían. Más tarde pasó un soldado retrasado con un perro cansado, pues lo tironeaban para que caminara y más tarde aún, un campesino guiando otro soldadito retrasado; el campesino retornó al rato y no hubo novedad ya, pero la angustia del momento del tiro fue grande. Todos los soldados pasaron con mochila, lo que da la impresión de que están de retirada y no se vieron fuegos en la casita por la noche, amén de no oírse los disparos con que habitualmente saludan el atardecer. Mañana haremos una exploración de todo el día sobre el rancho. Una lluvia ligera nos mojó pero me parece que no fue suficiente para borrar huellas.

La radio trajo la identificación de Coco y una noticia confusa sobre Julio; a Miguel lo confunden con Antonio, cuyos cargos en Manila dieron. En un principio hicieron correr la noticia de mi muerte, luego la desmintieron.

SEPTIEMBRE 29

Otro día tenso. La exploración, Inti y Aniceto, salió temprano para vigilar la casa durante todo el día. Desde temprano comenzaron a transitar el camino y a media mañana lo hicieron soldados sin mochila en ambas direcciones, además de otros conduciendo burros vacíos desde abajo, que luego retornaron cargados. Inti llegó a las 18.15 informando que los 16 soldados que bajaron se metieron en el chaco y no se vieron más y los burros parecen haber sido cargados allí. Dadas esas noticias, era difícil tomar la decisión de hacer ese camino, el más fácil y lógico, dado que es fácil que haya soldados emboscados y, en todo caso, hay perros en la casa que delatarían nuestra presencia. Mañana saldrán dos exploraciones: una al mismo lugar y otra a tratar de caminar firme arriba lo más posible para ver si hay salida por allí, probablemente atravesando el camino que hacen los soldados.
La radio no trajo ninguna noticia.

SEPTIEMBRE 30

Otro día de tensión. Por la mañana, radio Balmaceda de Chile anunció que altas fuentes del Ejército manifestaron tener acorralado al Che Guevara en un cañón selvático. Las emisoras locales, en silencio, parece que puede ser una infidencia y tienen la certeza de nuestra presencia en la zona. Al poco rato comenzó el trasiego de soldados de uno a otro lado. A las 12 pasaron 40 en columnas separadas y arma en tistre y fueron a parar a la casita donde hicieron campamento y establecieron una vigilancia nerviosa. Aniceto y Pacho informaron de esto. Inti y Willy volvieron con la noticia de que el Río Grande estaba a unos 2 kms. en línea recta, hay tres casas por el cañón para arriba y se puede acampar en higares donde no seríamos vistos de ningún lado. Se buscó agua y a las 22 iniciamos una fatigosa marcha nocturna demorada por el Chino que camina muy mal en la oscuridad. Benigno está muy bien, pero el Médico no se acaba de recuperar.

OCTUBRE 1

Este primer día del mes pasó sin novedad. Al amanecer llegamos a un bosquecillo ralo donde hicimos campamento situando postas en los diferentes puntos de aproximación. Los 40 hombres se alejaron por un cañón que pensábamos tomar disparando algunos tiros. A las 14 se escucharon los últimos disparos; en las casitas no parece haber nadie, aunque Urbano vio bajar 5 soldados que no siguieron por ningún camino. Decidi permanecer un día más aquí, pues el lugar está bueno y tiene retirada garantizada, dado que se dominan casi todos los movimientos de la tropa enemiga. Pacho, con Ñato, Darío y Eustaquio fueron a buscar agua y retornaron a las 21. Chapaco cocinó frituras y se dio un poco de charqui con lo que el hambre no se hace sentir.
No hubieron noticias.
h-1600 ms.

OCTUBRE 2

El día transcurrió sin la menor huella de soldados pero unos chivitos conducidos por perros pastores pasaron por nuestras posiciones y los animales ladraron. Decidimos tratar de pasar por al lado de uno de los chacos que está más cerca del cañón e iniciamos el descenso a las 18, con tiempo para llegar cómodos y cocinar antes del cruce, sólo que el Ñato se perdió y se obsecó en seguir. Cuando decidimos regresar nos perdimos e hicimos noche en el alto, sin poder cocinar y con mucha sed. La radio nos trajo la explicación del despliegue de los soldados el día 30, según noticias difundidas por la Cruz del Sur, el Ejército comunicó haber tenido un encuentro en abra del Quiñol con un pequeño grupo nuestro, sin que hubieran bajas de ambas partes, aunque dicen haber encontrado huellas de sangre en nuestra huida. El grupo era de 6 individuos. según el mismo parte.

OCTUBRE 3

Día largo e innecesariamente intenso: al movilizarnos para llegar a nuestro campamento base, llegó Urbano con la noticia de que habia oído comentar a unos campesinos que pasaban: "ésos son los que hablaban anoche", mientras nosotros estábamos en camino. A todas luces, el informe lucía inexacto, pero decidí hacer como si fuera perfectamente real y, sin mitigar la sed, subimos nuevamente a un firme que domina el camino de los soldados. El resto del día permaneció en absoluta calma y al anochecer bajamos todos e hicimos café, que supo a gloria a pesar del agua amarga y la manteca de la olla en que se hizo. Luego hicimos harina para comer allí y arroz con carne de anta para llevar. A las 3 emprendimos la marcha, previa exploración y sorteamos con toda felicidad el chaco, cayendo a la cañada explorada por los soldados.
La radio trajo la noticia de dos prisioneros: Antonio Domínguez Flores (León) y Orlando Jiménez Bazán (Camba), éste reconoce haber luchado contra el Ejército; aquél dice haberse entregado confiado en la palabra presidencial. Ambos dan abundantes noticias de Fernando, su enfermedad y todo lo demás, sin contar lo que habrán hablado y no se publica. Así acaba la historia de dos heroicos guerrilleros.
Se escuchó una entrevista de Debray, muy valiente frente a un estudiante provocador.
h - 1 360 ms.

OCTUBRE 4

Luego de descansar en la quebrada, la seguimos una media hora hacia abajo, hasta encontrar otra que se le unía, por la que subimos, descansando hasta las 15 para huir del sol. A esa hora reiniciamos la marcha, algo más de media hora; allí estaban los exploradores que habían llegado al final de los cañoncitos sin encontrar agua. A las 18 abandonamos la quebrada y seguimos por un camino de ganado hasta las 19.30, hora en que no se veía nada y paramos hasta las 3.

La radio dio la noticia del cambio de puesto de avanzada del Estado Mayor de la 4a división de Lagunillas a Padilla, para atender mejor la zona de Serrano donde presume que pueden tratar de huir los guerrilleros y el comentario de que si me capturan fuerzas de la 4a me juzgarán en Camiri y si lo hacen los de la 8a, en Santa Cruz.
h-1650 ms.

OCTUBRE 5

Al reiniciar la marcha caminamos con dificultad hasta las 5.15 hs. momento en que dejamos un trillo de ganado y nos internamos en un bosquecillo ralo pero lo suficientemente alto como para ponernos a cubierto de miradas indiscretas. Benigno y Pacho hicieron varias exploraciones buscando agua y vadearon completamente la casa cercana sin encontrarla, probablemente sea un pocito al lado. Al acabar la exploración vieron llegar 6 soldados a la casa, al parecer de camino. Salimos al anochecer con la gente agotada por la falta de agua y Eustaquio dando espectáculo y llorando la falta de un buche de agua. Tras un camino muy malo y muy jalonado de yaradas, llegamos por la madrugada a un bosquecillo donde se oía el ladrido de los perros cercanos. Se ve un firme alto y pelado muy cerca.
Curamos a Benigno que tiene un poco supurada la herida y le apliqué una inyección al Médico. De resultas de la cura, Benigno se quejó de dolor por la noche.

La radio informó que nuestros dos cambas fueron trasladados a Camiri para servir de testigos en el juicio de Debray.
h - 2000 ms.

OCTUBRE 6

Las exploraciones demostraron que teníamos una casa muy cerca pero también que, en una quebrada más lejana, había agua. Hacia allí nos dirigimos y cocinamos todo el día bajo una gran laja que servía de techo, a pesar que yo no pasé el día tranquilo, pues nos aproximamos a pleno sol por lugares algo poblados y quedamos en un hoyo. Como la comida se retrasó, decidimos salir por la madrugada hasta un afluente cercano a este arroyito y de allí hacer una exploración más exhaustiva para determinar el rumbo futuro.
La Cruz del Sur informó de una entrevista a los Cambas, Orlando fue un poco menos bellaco. La radio chilena informó de una noticia censurada que indica que hay 1800 hombres en la zona buscándonos.
h - 1 750 ms.

OCTUBRE 7

Se cumplieron los 11 meses de nuestra inauguración guerrillera sin complicaciones, bucólicamente; hasta las 12.30 hora en que una vieja, pastoreando sus chivas, entró en el cañón en que habíamos acampado y hubo que apresarla. La mujer no ha dado ninguna noticia fidedigna sobre los soldados, contestando a todo que no sabe, que hace mucho tiempo que no va por allí. Sólo dio información sobre los caminos; de resultados del informe de la vieja se desprende que estamos aproximadamente a una legua de Higueras y otra de Jagüey y unas 2 de Pucará. A las 17.30, Inti, Aniceto y Pablito fueron a casa de la vieja que tiene una hija postrada y una medio enana; se le dieron 50 pesos con el encargo de que no fuera a hablar ni una palabra, pero con pocas esperanzas de que cumpla a pesar de sus promesas. Salimos los 17 con una luna muy pequeña y la marcha fue muy fatigosa y dejando mucho rastro por el cañón donde estábamos, que no tiene casas cerca, pero sí sembradíos de papa regadas por acequias del mismo arroyo. A las 2 paramos a descansar, pues ya era inútil seguir avanzando. El Chino se convierte en una verdadera carga cuando hay que caminar de noche.

El Ejército dio una rara información sobre la presencia de 250 hombres en Serrano para impedir el paso de los cercados en número de 37 dando la zona de nuestro refugio entre el río Acero y el Oro. La noticia parece diversionista.
h - 2000 ms.
imagen
"Díganle a Fidel que él verá una revolución triunfante en América Latina y díganle a mi mujer que se case de nuevo y que intente ser felíz."
imagen
Esta frase fue el último mensaje de Ernesto Che Guevara el 9 de octubre de 1967 cuando fue interrogado por el miembro de la CIA de EE.UU. Felix Rodriguez, si quería decir algo antes de ser ultimado por una ráfaga de ametralladora.

Después, conteniendo apenas su cuerpo sufriente, sin poder pararse bien por sus heridas en la pierna y con el asma que le asfixiaba, el Comandante Che Guevara dió la última orden, esta vez a su verdugo: "Apunte y sostenga firme el arma: va a matar a un hombre". La balas de la ráfaga de la ametralladora lo atravesaron y se derrumbó de costado mal herido, para ser rematado finalmente por otros disparos.

Fue el final.

Desde entonces se escribió mucho para contar su vida. Sin embargo, sólo él conocería y llevaría hasta la tumba la verdadera razón que lo motivó permanentemente, mas allá de la lucha, los éxitos y los fracasos. Más allá de ideologías y posiciones. Incluso, mas allá del amor que dió y recibió. Mas cerca del hombre íntimo y cabal: del hombre con el que todos nos encontraremos alguna vez, tarde o temprano. Muy cerca de la verdad de saber quién se es realmente.

Sabía, tenía la seguridad absoluta que iba camino hacia su muerte: "Esta es la última vez que veo la caída del sol", le dijo al compañero que le ayudaba a caminar la tarde anterior. Era la misma certeza del sacrificio final y de un destino marcado, que lo impulsó desde su Argentina hasta Sierra Maestra - luego en La Habana, Naciones Unidas, en la selva del Africa - y que encontró su punto final en un pueblo de Bolivia.

Fue en La Higuera, tenía 39 años;se llamó Ernesto Guevara. Figura entre los inmortales como CHE.
FUERTES ATENTADOS A FIDEL CASTRO
imagen
A sus 65 años, Luis Báez lleva 42 especializado en cubrir, para la prensa cubana, todos los acontecimientos relacionados con la vida política del comandante. Así es como le gusta presentarse a sí mismo a este periodista habanero, autor de una docena de libros sobre la reciente historia de Cuba. En su último libro, 'El mérito es vivir' (editorial Bungaville de Barcelona), recopila decenas de atentados frustrados contra la vida de Fidel Castro e incluye curiosas entrevistas con seis agentes de la CIA y con un oficial de esta organización llamado John Mac.Meckples Spiritto.

—Usted ha investigado en los archivos desclasificados de la CIA en EE UU y en la Seguridad cubana más de 600 intentos de acabar con Fidel Castro.

—Sí, sale una media de un intento de atentar contra su vida al mes desde hace 43 años, pero de ellos ninguno estuvo tan cercano a su fin como el del batido de chocolate del 63.

—¿Qué ocurrió con ese batido?

—Fidel acostumbraba a visitar cada noche el hotel Hilton (hoy, Habana Libre) y tomarse un batido de chocolate. En marzo de 1963 la CIA hizo llegar al diplomático español acreditado en La Habana, Alejandro Vergara, unas cápsulas líquidas sin sabor que contenían un veneno mortal. Hacían efecto en el organismo entre las 12 y 24 horas después de haber sido ingeridas, además no dejaban huella alguna. Vergara le entregó dichas cápsulas a Leopoldina (Pola) Grau Alsina, jefe de una red de la CIA y ella las repartió entre sus agentes. Uno de ellos, llamado Santos de la Caridad —fíjese que nombre más poco adecuado a su trabajo —,que se hacía pasar por dependiente de la cafetería de ese hotel, colocó las cápsulas en la nevera de los helados. Cuando llegó Fidel y pidió su batido, el empleado corrió a la nevera pero las cápsulas con veneno se habían quedado pegadas al frigo y al intentar extraerlas se reventaron. Fidel se tomó su batido de chocolate y se fue ajeno por completo de lo cerca que había estado de la muerte.

—¿Es cierto que en una ocasión quisieron rociar el estudio de radio donde iba a hablar el comandante con un líquido similar al LSD para que Fidel Castro pronunciase un discurso carente de sentido y así poder desacreditarlo ante el pueblo cubano?

—Sí, es cierto. En el periodo de marzo a agosto de 1960 —últimos meses de la presidencia de Eisenhower —la CIA estudió diversos planes para socavar la simpatía y el carisma de Fidel cuando se dispusiera a pronunciar alguno de sus discursos o hiciera alguna intervención en un estudio de televisión. En el informe del inspector general de la CIA, Lyman Kikpatrick desclasificado después de permanecer 37 años en el más estricto secreto, se revela que un funcionario de la División de Servicios Técnicos (TSD), discutió un plan para rociar el local donde hablaría Fidel con un agente químico que producía efectos similares al LSD. En esa época también la TSD impregnó una caja de tabacos con una sustancia que provocaba desorientación temporal, con la esperanza de que el líder cubano se fumara uno antes de pronunciar un discurso.

¡Ah! En relación con los tabacos hay otra anotación en los expedientes de la División de Operaciones de la oficina de servicios médicos de la CIA donde se revela que el 16 de agosto de 1960 se le entregó a un oficial de la Agencia una caja de tabacos, de los favoritos de Fidel,con instrucciones de darles un tratamiento con veneno letal.

Los tabacos estaban impregnados con una toxina denominada 'botolinum', tan potente que Fidel moriría con solo ponerse uno de ellos en la boca.

—Chris Patten, también de la CIA, planeó espolvorear los zapatos de Fidel con sales de talio depilatorio que le harían caer la barba y lo pondrían en ridículo. ¿Llegó alguna vez a intentarse esta idea?

—En el informe Kikpatrick se hace referencia a lo que usted me pregunta. Consistía en un plan para destruir la imagen de Fidel como 'el Barbudo', espolvoreando sus zapatos con sales de talio. La TSD obtuvo la sustancia y la probó con éxito en animales. Pero todo quedó en un proyecto más.

—¿Qué me cuenta de la trama que concibió un agente de la CIA en relación con la supuesta inminencia del segundo advenimiento de Cristo y qué vínculo guardaba todo esto con el intento de derrocar a Castro?

—Dicho plan fue concebido por el Mayor General de la Fuerza Aérea Edward G. Lansdale que fue designado máximo responsable de la operación Mongoose (Mangosta), animal parecido al hurón y conocido por su ferocidad para matar cobras y otras serpientes venenosas. Lansdale tenía la tarea de coordinar las operaciones de la CIA, con las de los Departamentos de Estado y Defensa en su obsesión por liquidar la Revolución Cubana. Uno de los 32 planes elaborados por este militar consistía en divulgar que el segundo advenimiento de Cristo era inminente y que Cristo estaba en contra de Fidel que era, en realidad, un anticristo.Esperaban que al divulgar esto en Cuba, no importa en qué fecha, habría una manifestación en este sentido y que en esos momentos un submarino norteamericano emergería en el horizonte frente a las costas de Cuba y lanzaría luces de bengala. Ésta sería la manifestación del segundo advenimiento y entonces Fidel sería derrocado. Algunos denominaron esta operación como "eliminación por iluminación".

—¿Cómo suele reaccionar Fidel ante un intento de atentado?

—Nada de todo esto le asombra. El peligro es parte de su vida. Nunca ha dejado de hacer nada por temor a un atentado,aunque,eso sí,escucha y respeta las opiniones de quienes se encargan de su protección.

—¿Cómo y dónde fue la primera vez que vio usted al Comandante?

—En los primeros días de enero de 1959 en la ciudad de Santa Clara, yo acudí a reportar para el diario Avance la llegada de la Caravana de la Libertad. Después seguí cubriendo sus actividades para el diario Revolución y lo he ido acompañando en función periodística en sus viajes al exterior.

—Los medios de comunicación americanos han trasmitido más de una vez la noticia de la muerte de Fidel. Hacia 1960 la United Press International (UPI) trasmitía mundialmente la noticia de la muerte de Castro. ¿Recuerda más casos?

—En diversas ocasiones las agencias internacionales se han hecho eco de rumores lanzados a correr por los enemigos de la Revolución Cubana sobre la desaparición del Presidente Cubano. El acontecimiento al que usted hace referencia ocurrió el 2 de diciembre de 1956 cuando Francis McCarthy, jefe de las oficinas de la UPI en La Habana, trasmitió al mundo la noticia de que Fidel había muerto al desembarcar en la provincia de Oriente. Más tarde, en un segundo despacho, "confirmó" la información y agregó haber visto el pasaporte y los documentos encontrados en el cadáver de Fidel. Nosotros en Cuba decimos que cuando se dice de alguien que ha muerto y no es cierto se provoca más salud en el afectado. Y eso parece estar ya demostrado. La prueba es Fidel.

—"El anticastrismo está en crisis y en proceso de desaparición", afirma el periodista cubano en el exilio Luis Ortega, ex columnista del antiguo diario Prensa Libre. ¿Está usted de acuerdo con esta apreciación?

—Estoy plenamente de acuerdo con Ortega, quien, por cierto, es un veterano y brillante periodista que lleva más de 50 años en la Florida y conoce muy bien los entretelones de ese mundo. El anticastrismo, que se convirtió en un jugoso negocio para ciertos elementos en Miami, está en proceso de extinción.

No obstante, no conviene olvidar que la mafia anticubana aún desempeña un importante papel en las finanzas y la política del sur de la Florida. En un libro que publiqué recientemente, titulado 'Miami: donde el tiempo se detuvo', este tema está ampliamente analizado.

—'Los que se fueron', ¿qué valor emocional tiene para usted este libro?

—En Cuba se hablaba mucho de esto pero nunca había sido llevado a la letra impresa. Resultó una experiencia muy interesante conversar con personajes que habían desempeñado en su momento un papel importante en el país. Considero una de las entrevistas más interesantes la de Goar Mestre, hombre de negocios que había sido el fundador de la televisión en Cuba y se le consideraba poseedor de una gran fortuna. Vivía en Buenos Aires. Le solicité entrevistarlo y estuvo de acuerdo. Se sorprendió cuando en el transcurso de la conversación le mencioné que conocía que había estado recientemente en Cuba en unión de varios familiares. Me dijo que lo hizo con la mayor discreción posible para que la mafia de Miami no se enterara. Él no ha sido la excepción. Pero desde el punto de vista humano la conversación con José Pardo Llada fue la que más me impresionó. Había sido un periodista y político importante en Cuba. Defendió vigorosamente la Revolución en sus dos primeros años y después desertó. Fue testigo de mi boda. Había sido mi amigo. Nos encontramos en Cali, Colombia. Hacía 27 años que no nos veíamos. Resultó emocionante volvernos a encontrar. Y resultó mucho más emotivo cuando pude contemplar en la pared de su casa retratos de él con Fidel. No olvidaré cuando me dijo: "Esas fotografías que ves ahí son una parte de mi vida de la que no estoy arrepentido. Fidel nos ganó. Decir otra cosa es negar una verdad histórica".

—Se afirma que el comandante tiene un sucesor que está ya gobernando. No espero que me indique su nombre pero, al menos, ¿qué opinión le merece el canciller Felipe Pérez Roque?, ¿y el vicepresidente Carlos Lage?

—Antes de responderle déjeme recordarle que el que está al frente del Estado es Fidel. La sucesión no constituye ningún secreto. La persona escogida por las instituciones cubanas es el General de Ejército Raúl Castro, quien ha sido el segundo de Fidel desde antes de que triunfara la Revolución, y no por ser su hermano sino por su capacidad y méritos. Felipe y Lage, cada uno con sus características, son dos revolucionarios que se han ganado el afecto y respeto de la población por su capacidad, sencillez, abnegación en el trabajo y su lealtad a Fidel. Como ellos hay muchos otros.

—¿Cuál es su valoración del 'Plan Varela' de someter a referéndum el cambio del sistema económico y político? Creo recordar que contó con el apoyo de 11.000 firmas.

—Sus organizadores son personas que reciben habitualmente dinero del gobierno de Estados Unidos, por lo que su nivel de "independencia" está claro. Además, hace poco se celebró un referéndum en toda la nación en el que participaron 8 millones 198 mil 237 ciudadanos con derecho al voto y de estos el 97,7 % votó a favor de hacer irrevocable el actual sistema político y económico cubano.

—Por primera vez en la isla se habla abiertamente del futuro de Cuba cuando ya no esté "el magisterio de Fidel". ¿El socialismo en Cuba regirá aún después de la muerte de los hermanos Castro?

—El socialismo llegó a Cuba para quedarse, por tanto mi respuesta es sí.

—Usted fue corresponsal de guerra en Playa Girón, ¿cuál es el mayor recuerdo que guarda de aquellos días?

—Déjeme revelarle algo. Pocas semanas antes de que se produjera el desembarco recorrí junto a Fidel los planes turísticos que se estaban edificando en dicha zona. No olvidaré que alrededor de la una de la madrugada nos encontrábamos en Girón. Repentinamente Fidel se puso a contemplar las estrellas y exclamó: "¡Van estos h...de p...y se lanzan por aquí...!". Mandó instalar algunas armas pero con la rapidez con que ocurrieron los hechos no se llegaron a situar y una parte importante de los invasores consiguieron entrar en territorio nacional justo por el sitio que había previsto Fidel. Yo llegué hasta la Comandancia en las primeras horas de la mañana del 17 de abril manejando mi propio auto desde La Habana. Cuando el capitán José Ramón Fernández, más conocido por el "gallego", divisó aquel Chevrolet del 58 levantando sendas columnas de polvo, se dirigió hacia mí y sin darme tiempo a decir una palabra me increpó: "¿Y tú qué haces aquí?". Ya nos conocíamos. Le informé que venía a cubrir los sucesos en mi calidad de corresponsal del diario Revolución y la revista Bohemia. Me dijo que podía ir donde quisiera, pero con cuidado. Abrí así el camino al grupo de periodistas, fotógrafos y camarógrafos que llegaron un poco más tarde. La noche del 19 las tropas invasoras estaban liquidadas. Los prisioneros caían en masa. En un momento determinado algunos combatientes cubanos no se pudieron contener y comenzaron a insultar a un grupo de detenidos. Los ánimos estaban exacerbados. La reacción de Fidel fue inmediata: se subió en una caja y desde allí escuchamos a toda voz: "...Cojones, no los insulten; que no se puede desmeritar la victoria". Esa escena para mí es imborrable.

—Por cierto, usted ha asegurado en más de una ocasión que "si es necesario fusilar, se fusila".

—Tampoco se debe olvidar que la Revolución cubana ha estado sometida a una verdadera guerra por parte del país más poderoso del mundo. Y me gustaría aclarar que no hay quien ame y respete más a la vida que un revolucionario cubano.

—Cuál es el gran mérito de Fidel Castro?

—Esa misma pregunta se la hicie-ron al propio comandante hace ahora siete años. Recuerdo que durante su comparecencia en la conmemoración de los 50 años de la creación de Naciones Unidas, en una reunión con importantes hombres de negocios norteamericanos éstos le formularon esa cuestión.

—¿Y qué respondió Fidel?

—"Estar vivo".

ULTIMAS CARTAS DE TAMARA BUNKE
imagen
Ver Biografía
<<Click Aquí>>
Liebe Mama, lieber Papa:
(Queridad Mamá, Querido Papá)

Muchas gracias por las carticas. Por cierto que están escribiendo muy bien el español. Mi sobrinito tiene una tremenda pinta de alemán, según la foto y no es de extrañar con esos padres, lo único que falta es que resulte un científico como ellos. Como ven estoy perfectamente bien, trabajando y además estudiando, como dice siempre mamá: aprendiendo todo lo que se pueda aprender. Ya no tengo los problemas del estómago que tenía cuando estaba por allá, pero de vez en cuando tengo gripes fuertes, aunque les aseguro que como bastante fruta y duermo más que antes.

Me alegra mucho que estén bien y sobre todo que comprendan mi situación (no esperaba otra cosa). Sé que tendrán un poco de paciencia y que en este caso la tendrán “mit grosser Freude” porque saben que estoy cumpliendo con mi deber y sé que para ustedes, igual que para mí, eso es siempre lo primero. Cuídense mucho, que no los quiero ver “viejitos”, a ver si subimos juntos el Turquino.

Viele, Viele Küsse
(Muchos, Muchos Besos)

Eure kleine Ita
(Su Pequeña Ita)

ULTIMAS CARTAS DEL CHE
imagen
La Habana
Año de la Agricultura

Fidel:


Me recuerdo en esta hora de muchas cosas, de cuando te conocí en casa de María Antonia, de cuando me propusiste venir, de toda la tensión de los preparativos. Un día pasaron preguntando a quién se debía avisar en caso de muerte y la posibilidad real del hecho nos golpeó a todos. Después supimos que era cierto, que en una revolución se triunfa o se muere (si es verdadera). Muchos cumpañeros quedaron a lo largo del camino hasta la victoria. Hoy todo tiene un tono menos dramático, porque somos más maduros, pero el hecho se repite. Siento que he cumplido la parte de mi deber que me ataba a la Revolución Cubana en su territorio y me despido de ti, de los compañeros, de tu pueblo, que es ya mío. Hago formal renuncia de mis cargos en la dirección del partido. de mi puesto de ministro, de mi grado de comandante, de mi condición de cubano. Nada legal me ata a Cuba. sólo lazos de otra clase que no se puede romper como los nombramientos.

Haciendo un recuento de mi vidapasada creo haber trabajado con suficiente honradez y dedicación para consolidar el triunforevolucionario. Mi ónica falta de alguna gravedad es no haber confiado más en ti desde los primeros momentos de la Sierra Maestra y no haber comprendido con suficiente celeridad tus cualidades de conductor y de revolucionario. He vivido días magníficos y sentí a tu lado el orgullo de pertenecer a nuestro pueblo en los días luminosos y tristes de la crisis del Caribe. Pocas veces brilló más alto un estadista que en esos días. Me enorgullezco también de haberte seguido sin vacilaciones, identificado con tu manera de pensar y de ver y apreciar los peligros y los principios. Otras tierras del mundo reclaman el concurso de mis modestos esfuerzas. Yo puedo hacer lo que te está negado por tu responsabilidad al frente de Cuba y llegó la hora de separarnos. Sépase que lo hago con una mezcla de alegría y dolor: aquí dejo lo más puro de mis esperanzas de constructor y lo más querido entre mis seres queridos... y dejo un pueblo que me admitió como un hijo; eso lacera una parte de mi espíritu. En los nuevos campos de batalla llevaré la fe que me inculcaste, el espíritu revolucionario de mi pueblo, la sensación de cumplir con el más sagrado de los deberes: luchar contra el imperialismo dondequiera que esté esto reconforta y cura con creces cualquier desgarradura.

Digo una vez más que libero a Cuba de cualquier responsabilidad, salvo la que emane de su ejemplo. Que si me llega la hora definitiva bajo otros cielos, mi último pensamiento será para este pueblo y especialmente para ti. Que te doy las gracias por tus enseñanzas y tu ejemplo, y que trataré de ser fiel hasta las últimas consecuencias de mis actos. Que he estado identificado siempre con la política esterior de nuestra Revolución, y lo sigo estando. Que en dondequiera que me pare sentiré la responsabilidad de ser revolucionario cubano, y como tal actuaré. Que no dejo a mis hijos y mí mujer nada material y no me apena: me alegro que así sea. Que no pido nada para ellos, pues el Estado les dará lo suficiente para vivir y educarse.

Tendría muchas cosas que decirte a ti y a nuestro pueblo, pero siento que son innecesarias, las palabras no pueden expresar lo que yo quisiera, y no vale la pena borronear cuartillas.
Hasta la victoria siempre. ¡Patria o Muerte!

Te abraza con todo fervor revolucionario:


Che.

-----------------------------------------

A mis hijos
Queridos Hildita, Aleidita, Camilo, Celia y Ernesto:


Si alguna vez tienen que leer esta carta, será porque yo no esté entre Uds.

Casi no se acordarán de mí y los más chiquitos no recordarán nada.

Su padre ha sido un hombre que actúa como piensa y, seguro, ha sido leal a sus convicciones.

Crezcan como buenos revolucionarios. Estudien mucho para poder dominar la técnica que permite dominar la naturaleza. Acuérdense que la Revolución es lo importante y que cada uno de nosotros, solo, no vale nada. Sobre todo, sean siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda de un revolucionano.

Hasta siempre, hijitos, espero verlos todavía. Un beso grandote y un gran abrazo de
Papá.

---------------------------------------

La Habana, febrero 20 de 1964
"Año de la Economía"
Sra. María Rosario Guevara
36. rue d'Annam
(Maarif) Casablanca
Maroc

Compañera:


De verdad que no sé bien de qué parte de España es mi familia. Naturalmente, hace mucho que salieron de allí mis antepasados con una mano atrás y otra adelante; y si yo no las conservo así, es por lo incómodo de la posición.

No creo que seamos parientes muy cercanos, pero si Ud. es capaz de temblar de indignación cada vez que se comete una injusticia en el mundo, somos compañeros, que es lo más importante.

Un saludo revolucionario de

Patria o Muerte
Venceremos
Cmdte. Ernesto Che Guevara

GENESIS DE UNA LEYENDA
imagen
“Este es un país donde uno puede dilatar los pulmones y henchirlos de democracia. No te diré que es un país que respire abundancia ni mucho menos, pero hay posibilidades de trabajar honradamente y si consigo salvar cierto burocratismo un poco incómodo, me voy a quedar un tiempo aquí”.

Con estas palabras, Ernesto Guevara de la Serna explica en enero de 1954, en una carta, a su tía Beatriz su opinión sobre Guatemala, el país que sería su residencia durante nueve meses.

El Che en Quiriguá

Guevara visitó las ruinas de Quiriguá, que le dejaron muy impresionado como relata en su diario: “El paisaje es hondamente sugestivo, con su silencio, con los grandes árboles y el pasto que recubriera ahora esas estelas tan esotéricas con sus jeroglíficos bien pulidos y acariciantes. Si no fuera por los letreros y la barandilla de metal que circunda cada monumento se diría que hemos tomado la máquina del tiempo de Brick Bradford, el héroe de las historietas”.

Unos días antes, el 23 de diciembre del 1953, tras visitar Perú, Bolivia, Ecuador, Panamá, Costa Rica y Nicaragua, dos jóvenes argentinos de apenas 25 años entran en territorio guatemalteco. En sus bolsas cargan escasas pertenencias, pero sus corazones están repletos de una gran ilusión por conocer el único país que ha emprendido una Reforma Agraria y se ha atrevido a expropiar a la United Fruit Company. Ernesto Guevara de la Serna y Ricardo Rojo llegan a la Guatemala de Árbenz con la intención de conocer un proceso revolucionario, en teoría, exitoso.

Para saciar este interés, el argentino deseaba relacionarse con personas vinculadas a la revolución arbencista. Esto lo consiguió gracias a la ayuda de la que sería su compañera inseparable en Guatemala y su esposa en México, Hilda Gadea, una exiliada peruana aprista que trabajaba como documentalista para el Instituto Nacional de Formación Profesional (INFOP)

“Me dijo que él no era un simple turista ni estaba de paso por Guatemala, sino que había llegado al país precisamente porque estaba interesado en conocer una revolución latinoamericana. Lo que buscaba era conocer más profundamente los países y pueblos de Nuestra América”, recuerda Hilda Gadea en su obra Che Guevara años decisivos.

Nuevos amigos

Gracias a la intercesión de esta refugiada peruana Ernesto Guevara puede conocer a personas vinculadas políticamente con el gobierno de Jacobo Árbenz, como al ingeniero José Méndez Zebadúa, en aquel entonces director del Instituto de Petróleos, y a Alfonso Bauer Paiz, director del Banco Nacional Agrario. “Yo conocía a Hilda. Un día llegó a mi casa acompañada de Ernesto y Ricardo Rojo. Comenzamos a conversar y pude darme cuenta de que Ernesto y yo estábamos en el mismo grado de desarrollo político”, recuerda Bauer Paiz.

Así mismo, también por la intercesión de Gadea, comienza a relacionarse con miembros de la juventud comunista, como Edelberto Torres Rivas y su hermana Myrna. “Fui amigo cuando no sabía que iba a ser un héroe”, comenta Torres Rivas. “Si entonces lo hubiera sabido lo habría tratado diferente. No es que lo tratara mal, es que a veces sentía cierto desinterés hacia él. Ernesto tenía mucho carácter, como todo un porteño, y en Guatemala no estábamos acostumbrados a eso”, añade.

Antes de ser el Che

Esa época es dura por que, a pesar de los intentos del joven argentino, no consigue trabajo de médico y tiene que ganarse la vida de las formas más sorprendentes. “Los días pasan sin que se resuelva nada. Por la mañana salgo a vender cuadros de mi Cristo, Esquipulas, adorado por la gente del lugar y tampoco se gana nada, por falta de ventas”, relata en su diario. Al no tener un trabajo fijo, Guevara debe vivir, en muchas ocasiones, de la generosidad de sus nuevos amigos. “Vivió en mi casa una temporada porque andaba mal de plata”, rememora Edelberto Torres Rivas. “También durmió en el suelo de la Casa de la Cultura y en el de la Casa de la Juventud Comunista. En esa época le pusimos un mote. Ernesto era blanco y sonrosado. Por eso, cuando dormía en un saco verde que tenía, sólo se le veía la cabeza, Un amigo dijo un día ‘¡si ese parece miltomate!’ Y así empezamos a llamarlo todos”, recuerda con una sonrisa.

No es ese el único mote con el que es bautizado en Guatemala. “En esa época nadie le decía el Che, ese sobrenombre se lo pusimos nosotros”, comenta Torres Rivas. Este punto es refrendado por su padre Edelberto Torres en su obra Sandino y sus pares: “Al doctor Juan José Arévalo, por haber estudiado en Argentina y trabajado como profesor universitario, se le llamaba (en Guatemala) el Che Arévalo o simplemente el Che. Ernesto, desde que fue conocido, fue llamado el Che Guevara”.

Un maestro

El Che es un joven de 24 años muy serio y culto, cuyos graves problemas de salud (padecía asma desde su infancia) le impiden comer y tomar alcohol en abundancia. Todos sus conocidos de la época que pasó en Guatemala lo recuerdan como un gran conversador interesado en filosofía, literatura y, por supuesto, política. De esos temas habla cuando participa en las reuniones que organizaba Myrna Torres Rivas para los jóvenes comunistas arbencistas.

En uno de estos encuentros conoce al doctor Harold White, un profesor de Sociología de la Universidad de Colorado experto en marxismo que se hospeda en la misma pensión que Hilda Gadea. Fue ella quien se lo presenta al Che. “Intercambio ignorancia con un gringo que no habla ni papa de castellano, ya tenemos idioma propio y nos entendemos a las mil maravillas. De ese gringo se dice que se exilió en Guatemala porque el FBI lo persigue, y otros dicen que él es del FBI. El asunto es que escribe unos artículos furibundos antiyanquis y lee a Hegel y yo no sé para qué lado patea”, Ernesto escribe a su hermana el 15 de enero.

El norteamericano quiere que se traduzca su libro sobre marxismo al castellano y Ernesto, a pesar de no conocer en profundidad el idioma, es el encargado, con la ayuda de Hilda Gadea, de hacer este trabajo. Gracias a estos encuentros y a las interminables conversaciones que mantienen se crea entre los dos hombres una estrecha relación que culmina con la llegada de White a Cuba tras el éxito de la Revolución de 1959.

Sin embargo, en 1953, cuando el Che llegó a Guatemala, aunque su ideología tendía a la izquierda, todavía no se había inclinado por una corriente concreta como confirma Edelberto Torres: “Cuando vino no era marxista. Tenía una actitud abierta ante la vida. Era un andarín, un aventurero, quería hacer de su vida una aventura”. Posiblemente, la traducción del escrito de White, unido a las conversaciones que mantienen, hacen que el joven aventurero empiece a pensar como un marxista.

“Debo confesar que en algunos campos existió la relación maestro estudiante no debido a que yo lo superara en grado de inteligencia, sino como resultado de la diferencia de edades”, escribió años más tarde Harold White en Guatemala, Cuba y Ernesto Che Guevara. “Claro es que a mí me agrada pensar que, en cierto modo, influí en la configuración mental de Ernesto: primero, a través de innumerables discusiones y comentarios; después, como resultado de haber traducido parcialmente un manuscrito mío”, anota.

Retrato hablado
Personas que conocieron a Ernesto Guevara cuentan como era el joven médico argentino antes de convertirse en Comandante guerrillero.

- “Eran como de 25 años a 26 años, delgados y altos -entre 1,76 y 1.78- para la estatura común entre nuestros países. Guevara, muy blanco y pálido, de cabellos castaños, ojos negros grandes y expresivos, nariz corta, de facciones regulares, en conjunto muy bien parecido. Tenía una voz un poco ronca, muy varonil, lo que no se esperaba por su aparente fragilidad. Sus movimientos eran ágiles y rápidos, pero dando siempre la sensación de estar siempre muy calmado. Tenía una mirada inteligente y observadora y sus comentarios eran muy agudos. Vestían sencillamente, con pantalones y camisetas sport. Me contaron que eran médico y abogado, respectivamente. Nadie lo hubiera creído, pues su aspecto era de estudiantes, pero al conversar con ellos se notaba que eran cultos”, describe Hilda Gadea en su libro Che Guevara años decisivos.

- “Cuando llegó a mi casa por primera vez le dije a mi esposa: ‘¡Qué médico va a ser! Ese es de los que van por la montaña en bicicleta’. En aquella no estábamos acostumbrados a ver profesionales sin saco y corbata”, recuerda Alfonso Bauer Paiz.

- “Su aspecto era el de un estudiante, y para los conceptos, de aquellos años, de un estudiante pobre, muy desarreglado, con camisa arrugada, el pelo castaño obscuro que le caía sobre la frente, con una sonrisa un poco burlona, de hablar muy seguro y a los 5 minutos se daba uno cuenta que tenía cultura grande y talento”, hace memoria Myrna Torres Rivas.

- “Era un tipo muy serio, con poco sentido del humor. Era buen conversador y realmente muy inteligente. Era bien parecido, pero no enamorado. Solía gustar a las mujeres porque las trataba como a iguales”, define Edelberto Torres Rivas.

- “Sólo tenía un defecto: tenía amusia o incapacidad para reconocer la música, pero, en cambio, nunca lo vi perder al ajedrez. Siempre, siempre, decía lo que pensaba, la verdad, por eso todo el mundo le respetaba”, comenta Roberto Castañeda.

Además del marxista norteamericano, Ernesto Guevara tiene en Guatemala otro encuentro que marcará su futuro: Una noche, en casa del profesor Edelberto Torres padre, coincide con 4 cubanos que habían participado en la toma del Cuartel de Bayazo: Ñico López, Mario Dalmáu, Armando Arencibia y Antonio Darío López, el Gallego. “A partir de entonces se hicieron muy amigos y era Ñico, el más politizado de todos, quien le habló a Ernesto por primero vez de su líder, Fidel Castro, y de lo que habían hecho en Cuba, cómo habían tratado de tomar dos cuarteles para iniciar una insurrección, en contra del gobierno corrupto de Fulgen cio Batista”, comenta Myrna Torres.

El fin de la Revolución

Ernesto Guevara comienza a formarse una vida en Guatemala marcada por sus problemas económicos y sus charlas sobre política. Sin embargo, un hecho viene a perturbar su tranquilidad: la intervención militar planeada y financiada por Estados Unidos. El argentino demuestra su vinculación con el régimen de Árbenz con su reiterada propuesta de ir al frente de batalla, pero, antes de que consiga convencer al ministro de Salud Pública, le sorprende la renuncia del presidente Jacobo Árbenz. “Una terrible ducha de agua fría ha caído sobre todos los admiradores de Guatemala.

En la noche del domingo 28 de junio el presidente Árbenz hizo la insólita declaración de su renuncia. Denunció públicamente a la frutera y a EU como los causantes directos de todos los bombardeos y ametrallamientos sobre población civil. (…) Me dormí con un sentimiento de frustración frente a los hechos”, escribe días más tarde en su diario.

Ese sentimiento de frustración y decepción variará en poco tiempo a la rabia y a la certeza de que son necesarias acciones más contundentes: “Todo ha pasado como un sueño lindo que uno no se empeña luego en seguir despierto. La realidad está tocando muchas puertas y ya comienzan a sonar las descargas que premian la adhesión más encendida al antiguo régimen. La traición sigue siendo patrimonio del ejército, y una vez más se prueba el aforismo que indica la liquidación del ejército como el verdadero principio de la democracia (si el aforismo, no existe lo creo yo). No pensó (Arbenz) que un pueblo en armas es un poder invencible. Pudo haber dado armas al pueblo y no quiso, y el resultado es este”, anota.

En pocos meses, su pensamiento ha evolucionado. Ya está en el camino de convertirse en “Soldado de América”, como él mismo se definió años más tarde. El 22 de julio de 1954 escribe a su tía Beatriz: “De todas formas estaré atento para ir a la próxima que se arme, ya que armarse se arma seguro, porque los yanquis no se pueden pasar sin defender la democracia en algún lado”. Como escribió años más tarde su esposa Hilda Gadea: “Es así, cuando asiste al ataque del imperialismo yanqui a la democracia guatemalteca, que él se pronuncia definitivamente como un luchador antiimperialista y se decide a intervenir activamente en cualquier país”

Hasta su madre es consciente de su cambio beligerante, por lo que el Che intentará explicarle, una vez hubo dejado Guatemala, su proceso de cambio: “La forma en la que los gringos tratan a América me iba provocando una indignación creciente, pero al mismo tiempo que estudiaba la teoría del porqué de su acción y la encontraba científica. Después vino Guatemala y todo eso difícil de contar, de ver como todo el objeto del entusiasmo de uno se diluía por la voluntad de esos señores y como se fraguaba ya el nuevo cuento de la culpabilidad y criminalidad rojas, y como los mismos guatemaltecos traidores se prestaban a propagar todo eso para mendigar algo en el nuevo orden de cosas”.

De nada sirve en estos días su postura anti imperialista ni las conversaciones con sus conocidos sobre la necesidad de responder a la invasión con las armas. Finalmente, un Ernesto Guevara decepcionado debe refugiarse en la Embajada Argentina y, la tercera semana de septiembre de 1954, toma un tren con destino a México. Detrás deja un sueño revolucionario truncado, pero se dirige hacia otro sueño que lo llevará a convertirse en una leyenda.

De su puño y letra
Se conservan muchos textos que el Che de escribió en la época que pasó en Guatemala.

“El único país que vale la pena en Centroamérica es este (Guatemala). Naturalmente todos los regímenes pierden de cerca, y aquí también se comenten arbitrariedades y robos, pero hay un clima de auténtica democracia”. (Carta a su madre de diciembre de 1953)

“Atitlán no es superior a los lagos del sur argentino, ni mucho menos. A pesar de que no estaba el día para dar un juicio definitivo me atrevo a darlo porque la diferencia es muy grande”. (Otra vez)

“Después de ver el Lago me fui a Chichicastenango donde sí encontré cosas de real interés en la vida de los indios y sobre todo en sus ritos, pero me dio por tomar guaro y comer porquerías y el resultado fue que me conseguí un ataque de asma”. (Otra vez)

En Puerto Barrios “laburé en la descarga de toneles de alquitrán ganando 2,63 por 12 horas de laburo. Trabajaba de 6 de la tarde a 6 de la mañana y dormía en una casa abandonada a orillas del mar”. (Carta a su madre de abril de 1954)

“Lo que no quiero dejar de hacer es visitar las ruinas del Petén. Allá hay una ciudad, Tical, que es una maravilla, y otra, Piedras Negras, mucho menos importante pero en donde el arte de los mayas alcanzó un nivel extraordinario”. (Carta a su madre de abril de 1954)

“América será el teatro de mis aventuras con un carácter mucho más importante que lo que hubiera creído: realmente creo haber llegado a comprenderla y me siento americano con un carácter distintivo de cualquier otro pueblo de la tierra” (abril de 1954)

“Esta es la tierra de los volcanes, y los hay para todos los gustos, mis gustos son sencillos, ni muy elevados ni muy activos”. (Carta a su madre del 10 de mayo de 1954)

“En Guatemala podría hacerme muy rico (...). Hacer eso sería la más horrible traición a los dos yos que se me pelean dentro, el socialudo y el viajero”. (Carta a su madre del 10 de mayo de 1954)

fuente: Prensalibre.com
LA GUERRA DE LAS CIEN HORAS. <<LA RIDICULA GUERRA DEL FUTBOL>>.
imagen
Cuando Pipo Rodríguez corrió tras el balón en dirección al arco hondureño bajo la lluvia azteca de ese 27 de junio de 1969, nunca imaginó que su gol pasaría a la historia. No sólo porque hizo que El Salvador diera un paso más rumbo al mundial México 70, sino porque se recordaría la justa deportiva como pretexto para nombrar la guerra que el Ejército salvadoreño libró con el Ejército hondureño, del 14 al 18 de julio de 1969.

Era un año especial. La humanidad se admiraba ante la posibilidad de que un humano caminara en la Luna; continuaba el gélido clima de la Guerra Fría; Vietnam atraía la atención mundial; el movimiento hippie estaba en su apogeo; en Latinoamérica, el régimen político por excelencia eran las dictaduras militares y brotaban los movimientos guerrilleros por doquier.

En medio del panorama, una noticia etiquetada como “la guerra del fútbol” acaparó el interés mundial.

El Salvador y Honduras, dos pequeñas naciones, comenzaron la última guerra entre países centroamericanos. Fue la décimotercera para El Salvador desde 1929 y la tercera contra Honduras.

El conflicto duró cien horas, por lo cual es conocido como la Guerra de las Cien Horas, y dejó un saldo de seis mil muertos aproximadamente y una tensa situación con Honduras desde entonces.

El fútbol no tuvo la culpa
Treinta y cuatro años después, la confrontación sigue siendo conocida a escala mundial con el encubridor nombre de “la guerra del fútbol”.

Se supone que tal nombre provino de alguna agencia de prensa mexicana. Para algunos historiadores es un título simplemente ridículo.

Ryzard Kapucinsky, periodista polaco, tituló así un reportaje sobre el hecho y un libro que reúne despachos de guerras.

Sin embargo, acepta que “era una buena forma de llamar la atención del público. Yo di este título para llamar la atención sobre la palabra fútbol, porque, para mí, no es sólo un juego... tiene otros sentidos y connotaciones de patriotismo y nacionalismo”, dijo el periodista este año al periódico digital salvadoreño “El Faro”.

De hecho, en ambos países se vivió un nacionalismo exacerbado que se delata desde las canciones ofensivas, los arengas como “Hondureño, toma un leño y mata a un salvadoreño” y el tono nacionalista de las notas de prensa de la época en los periódicos nacionales.

Para Rodríguez, el autor de aquel histórico gol, es un calificativo injusto para el deporte rey, “porque no tenía nada que ver” nada más que coincidir con situaciones político-económicas de ambos países.

Los antecedentes
Factores internos de dos de las naciones más similares de Centroamérica incrementaron la posibilidad de un enfrentamiento.

Desde mucho antes de la década de 1960, El Salvador, el país más pequeño del istmo, con una gran densidad demográfica (3 millones 300 mil habitantes en ese tiempo), enfrentaba el histórico problema de la tierra y la industria no podía absorber la población desempleada.

Honduras por su parte –con 112 mil 88 kilómetros cuadrados y apenas 2 millones de habitantes para ese entonces– se antojaba como un paraíso laboral, por lo cual miles de salvadoreños cruzaron la frontera.

La presidencia del coronel Oswaldo López Arellano en Honduras enfrentaba falta de inversión pública, presión por aplicar la reforma agraria.

La captura de 45 soldados salvadoreños con dos camiones cargados de armamento (supuestamente destinado a apoyar un movimiento contrario a Arellano) en 1967 tensó más la relaciones entre los dos países “por un límite fronterizo mal definido, un flujo migratorio constante de salvadoreños hacia Honduras y un sentimiento cada vez más general que El Salvador se aprovecha de Honduras en sus relaciones comerciales”, cita LA PRENSA GRÁFICA en la sexta edición de Enfoques del Siglo el 25 de junio de 1999.

Además de los enfrentamientos militares fronterizos, los partidos de fútbol, los desalojos de salvadoreños en Honduras con la aplicación de la reforma agraria en abril de 1969 (en la cual estaban excluidos los extranjeros) y la falta de éxito en las relaciones diplomáticas, el entonces presidente de El Salvador, Fidel Sánchez Hernández, acusa a Honduras de violar los derechos humanos de los inmigrantes y decide buscar una salida militar rápida invadiendo Honduras a partir del 14 de julio.

un servicio ofrecido por Hispavista.com